Slider[Style1]

LO MÁS LEÍDO DE LA SEMANA

+

+
+DISTOPÍAS

Distopías

+
+BRAND NEW SPAIN: ENTREVISTAS
+CIBERCRÓNICAS
+ISLAMOFOBIA

Islamofobia

+EXILIADOS
+MINORÍAS

Minorías

+XENOFOBIA

Xenofobia

+TOP 10
+CULTURAS

Culturas

+OPINIÓN
+ACTIVISMO

Activismo

+MIGRACIONES Y FRONTERAS

Migración y fronteras

+LA CAVERNA

La caverna

Miembro de la Liga de Defensa Inglesa (LDI), en Newcasttle. Fotografía por Gavin Lynn.

11//05/2014 | Las últimas encuestas sugieren que la alianza de los ultraderechistas europeos tendrá un final feliz y que la líder del Frente Nacional francés, Marine le Pen, y el cabeza visible del Partido para la Libertad, el holandés Geert Wilders, van a obtener los suficientes diputados como para tener un grupo propio en el Parlamento europeo. A partir del 25 de mayo, la coalición de ultranacionalistas de la UE dispondrá de dos millones y medio de euros más para diseminar el odio al extranjero con cargo a los contribuyentes europeos.

Madrid | Luis Sánchez | Diásporas | Público
Los sondeos realizados en todo el territorio de la Unión Europea sugieren que los ultranacionalistas europeos obtendrán al menos 38 diputados procedentes de siete o más estados. Para crear un grupo propio se precisan tan sólo veinticinco y a día de hoy, tanto Marine le Pen como Wilders encabezan las encuestas de intención de voto en sus respectivos países, de manera que se da casi por hecho que esta coalición euroracista va a pasar sin problemas de nivel y de pantalla. 


Lograr un grupo propio significa, entre otras cosas, incrementar notablemente las ya de por sí generosas aportaciones públicas con las que la Unión Europea contribuye a la financiación de los partidos. En el peor de los casos, la ultraderecha recibirá a partir del 25 de mayo entre dos millones y medio y tres millones de euros.

Forman también parte de la llamada Alianza Europea para la Libertad, la italiana Liga Norte, los Demócratas de Suecia, el Partido de la Libertad austriaco, los belgas Blaams Belang y el Partido Nacional eslovaco. El líder del Partido británico para la Independencia (UKIP), Nigel Farage, se ha negado a sumarse a esta entente de ultranacionalistas radicales, pese a que coincide en lo esencial con su discurso, aduciendo que no aprueba los vínculos del partido de Le Pen con el antisemitismo.

Asimismo, para atraer al holandés Geert Wilders hacia su alianza, Marine le Pen rompió sus vínculos políticos con los griegos de Amanecer Dorado y los húngaros de Jobbik. Tanto Wilders como Le Pen pretenden servirse de las elecciones europeas como cabeza de puente para tomar la presidencia de sus respectivos países.

* Imagen: radicales europeos de Extrema Derecha (Al Arabiya).


© Diásporas 2014

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios :

Publica un comentario

Danos tu opinión.


Subir