Slider[Style1]

LO MÁS LEÍDO DE LA SEMANA

+

+
+DISTOPÍAS

Distopías

+
+BRAND NEW SPAIN: ENTREVISTAS
+CIBERCRÓNICAS
+ISLAMOFOBIA

Islamofobia

+EXILIADOS
+MINORÍAS

Minorías

+XENOFOBIA

Xenofobia

+TOP 10
+CULTURAS

Culturas

+OPINIÓN
+ACTIVISMO

Activismo

+MIGRACIONES Y FRONTERAS

Migración y fronteras

+LA CAVERNA

La caverna

Concierto "folk" en Vals (Suiza). Fotografía via Wikimedia Commons (bajo licencia Creative Commons)

16/05/2014 | Lo admitan o no, las advertencias de la Unión Europea han dado sus frutos y el Gobierno suizo levantará a finales de este mes todas las restricciones aplicadas hace un año a la libre circulación de personas y, más concretamente, a la entrada en el país de desempleados europeos. La medida se ha aplicado en dos tandas. Los españoles se beneficiarán de ella a finales de este mes de mayo. Los búlgaros y los rumanos siguen de momento excluídos.

Madrid | Ferran Barber | Diásporas | Público
El Gobierno suizo ha suspendido “hasta nuevo aviso” la llamada claúsula de salvaguarda, el “as en la manga de la inmigración” que se reservó hace doce años al suscribir el Acuerdo para la Libre Circulación de personas con la Unión Europea. La cláusula en cuestión le permite fijar cuotas a la inmigración si la entrada de europeos se incrementa un 10 por ciento por encima de la media de los tres años precedentes.

Eso fue justamente lo que sucedió durante el primer trimestre de 2013, y en consecuencia, el Gobierno suizó impuso nuevos límites a la entrada de trabajadores procedentes de todos los países que formaban parte de la UE con anterioridad a 2004 (entre ellos, España). Algunos meses antes, en abril de 2012, había establecido también cupos de entrada para los ciudadanos de Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia y República Checa. Alrededor de 53.700 trabajadores europeos han entrado en Suiza desde que se establecieron esas cuotas.

Ahora, el Ejecutivo suizo ha anunciado el levantamiento de las restricciones en dos fases. Los procedentes de cualquiera de los ocho países vetados en 2012 pueden entrar libremente desde principios de este mes de mayo. Para el grupo de estados europeos en el que se halla España, las cuotas se eliminarán el próximo 31 de mayo. 

Los ciudadanos de Bulgaria, Rumanía y Croacia seguirán sujetos a un régimen temporal que deberá negociarse caso a caso. Para Croacia, ya se han aprobado nuevas cuotas de permisos de trabajo, de corta y larga duración. Antes de que concluya este mes de mayo, el Gobierno suizo decidirá si mantiene o no las condiciones actuales para los trabajadores rumanos y búlgaros. Es decir, si sigue vetando la entrada de los "dos grandes leprosos europeos".

El levantamiento de estas restricciones se produce al tiempo que Suiza y Bruselas renegocian el Acuerdo de Libre Circulación suscrito en 2002. El Ejecutivo de Berna tiene, cuando menos, un problema: transformar su legislación actual sin vulnerar los convenios con la Unión Europea, pero respetando los resultados del reciente referendo en el que los suizos se mostraron partidarios de limitar la inmigración.


© Diásporas | Público 2014

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios :

Publica un comentario

Danos tu opinión.


Subir