Slider[Style1]

LO MÁS LEÍDO DE LA SEMANA

+

+
+DISTOPÍAS

Distopías

+
+BRAND NEW SPAIN: ENTREVISTAS
+CIBERCRÓNICAS
+ISLAMOFOBIA

Islamofobia

+EXILIADOS
+MINORÍAS

Minorías

+XENOFOBIA

Xenofobia

+TOP 10
+CULTURAS

Culturas

+OPINIÓN
+ACTIVISMO

Activismo

+MIGRACIONES Y FRONTERAS

Migración y fronteras

+LA CAVERNA

La caverna

07/04/2014 Portugal ha decidido seguir el ejemplo de España y crear un permiso de residencia VIP a quien pueda acreditar solvencia financiera. Si crees que esto solo ocurre en el lejano suroeste del Viejo Continente, te equivocas. Vera Pinheiro explica en esta información aparecida en X-Pressed cómo se institucionalizan los privilegios en la Europa de los mercaderes.

Lisboa Vera Pinheiro X-Pressed | Traducción: Helena Blanco | Foto: Internet
Bruselas acaba de promover un visado de un año de duración para turistas, artistas, investigadores y estudiantes; la misma Europa en la que, entre 2000 y 2013, murieron más de 23.000 emigrantes. Cuatro noticias aparentemente inconexas me han hecho pensar sobre la dirección de las actuales políticas de inmigración europeas.

Portugal sigue la fe española y griega
Noticias de este lunes, 31 de marzo de 2014, en los tabloides portugueses: más de 5.000 personas en Portugal no tienen hogar. Según el Instituto de Seguridad Social nacional, al menos 4.420 personas ya estaban viviendo en parques públicos, estaciones de metro, estaciones de autobús, parkings, en las aceras o bajo puentes en 2013. Sin embargo, ese número no tiene en cuenta a todos aquellos que buscaron refugio en edificios abandonados o eran sin-techo en la zona urbana de Lisboa, donde la Santa Casa de Misericordia está al cargo. Sólo allí, 509 de un total de 852 sin-techo fueron encontrados en la calle por 800 voluntarios el 12 de diciembre del año pasado. Se estima que tal cifra se ha duplicado o triplicado en los últimos dos años, siguiendo la tendencia que ya se ha visto en España y Grecia.

Y los parecidos están lejos de acabarse aquí. En Portugal, en torno a 2.000.000 de un total de 10.000.000 de personas, viven con menos de 409 € al mes. Más de la mitad de ellos están desempleados y no reciben ninguna ayuda del estado. Las cifras, que se han hecho públicas recientemente por el Instituto Nacional de Estadística, no mienten – hay un número creciente de gente pobre. Mientras que la mayoría se vuelve cada vez más y más pobre, la minoría pudiente se vuelve cada vez más y más próspera.

Mientras tanto, el nuevo programa de ajuste se hizo público también esta semana. Más recortes en pensiones y salarios públicos. Como siempre. Ahora, la novedad viene de nuestro primer ministro, Paulo Porta. En los últimos dos años, en torno a 85.000 personas no fueron consideradas aptas para recibir ayudas del estado, porque, según él, tenían más de 100.000 euros en el banco. O bien él sabe algo que nosotros ignoramos, o es un mentiroso de tres pares. De cualquier forma, una cosa es segura, no estaba hablando de Jorge Gonçalves, el fundador del Banco Comercial Portugués (BCP or Banco Comercial Português).

Fundado en 1985, el BCP fue el primer banco privado en el Portugal democrático. Con cerca de 4,3 millones de clientes en todo el mundo y 201 millones de euros de beneficio en 2008, el BCP era considerado el mayor banco privado del país. También le aseguraba a su presidente y jefe ejecutivo un sueldo mensual de 400.000 euros, cinco coches, dos chóferes, cuarenta guardaespaldas, y un avión privado para viajar con su mujer… Una vida llena de sacrificios por la cual ahora recibe sólo 170.000 € de pensión mensual. ¿Por qué? Porque en 2012, tras declarar su insolvencia, el BCP tuvo que ser rescatado con 3 millones de €. ¿De quién? Del todopoderoso Gobierno Portugués encabezado por Pedro Passos Coelho. ¿Con el dinero de quién, puesto que estábamos en medio de una crisis de deuda? Del paquete de rescate de FMI/UE, por supuesto.

Y lo mejor está todavía por llegar. Acababan de prescribir una multa de 1 millón de € impuesta por el Banco de Portugal a Jorge Gonçalves y una antigua prohibición de las cortes para recuperar funciones ejecutivas. Como un viejo refrán portugués dice: “En tierra de ciegos, el tuerto es el rey”.

¿Ciudadanía europea a la venta?
Segunda noticia de la semana: un hombre de nacionalidad china con permiso de residencia portugués fue arrestado tras ser acusado por fraude fiscal en su país. Originalmente creado para atraer capital del extranjero en estos tiempos de crisis, los permisos de residencia dorados son fuertemente disputados en Portugal. ¿Por qué? Porque puedes conseguir uno simplemente: (A) comprando cualquier tipo de propiedad de al menos 500.000 euros; (B) transfiriendo capital de al menos 1 millón de euros para invertirlo en cualquier tipo de negocio y compañía; o (C) creando al menos 10 puestos de trabajo permanentes.

Sea la inversión que sea, debe ser mantenida al menos por 5 años tras la obtención del permiso. El permiso de residencia se concede inicialmente por un año, y se renueva por períodos sucesivos de dos. Los titulares también pueden solicitar la reagrupación familiar, dándoles acceso al permiso de residencia permanente así como a la ciudadanía portuguesa. Por último, pero no por ello menos importante, todo esto incluye el espacio Schengen. Y esto es por lo que el permiso convirtió a Portugal de manera oficial en el “mejor inversor en programas de visado de Europa”.

El primer permiso dorado se concedió en octubre de 2012 directamente de manos del primer ministro Paulo Portas a Muthu Nesamanimaram, un hombre de negocios indio que creó 800 puestos de trabajo, prometiendo 600 más, en el mercado del vino y los hoteles portugueses. China, sin embargo, parece ser nuestro principal admirador. Hacia el 24 de marzo de este año, 612 de un total de 772 (esto es el 79 por ciento) de los permisos de residencia dorados fueron concedidos exclusivamente a chinos (y en la actualidad hay 400 aún pendientes). Millonarios como Xiadong Wang, que acababa de comprar un hotel de lujo en Cascais.

Y que resultó que estaba siendo buscado por la Interpol. Su captura, la semana pasada, reabrió la discusión sobre la legitimidad de dichos permisos. La oposición opina que los permisos dorados convertirán al país en un paraíso para el fraude. El periodista Henrique Monteiro agrega que el permiso dorado es “horrendo e inmoral”. “¿Permisos dorados para aquellos que tienen dinero? ¡Perfecto! Invitemos también a los traficantes, que nadan en millones y seguro que nos ayudarán a salir de esta crisis. La económica, claro. Porque seguro que de la crisis moral no salimos, la misma que provocó la crisis económica”.

La versión moderna de la “selección natural” de Darwin
Mientras tanto en Bruselas, nuestro ex-primer ministro y actual presidente de la Comisión Europea promueve una nueva legislación para facilitar el acceso al espacio Schengen a los extranjeros a principios de 2015. Un estudio llevado a cabo por la Dirección General de la Empresa y la Industria (DGEI) concluyó que, en 2012, la UE perdió en torno a 6,6 millones de viajeros potenciales entre las actuales seis grandes naciones de viajeros potenciales – China, India, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica y Ucrania. En consecuencia la DGEI estima una pérdida anual de 4.200 a 12.600 millones de euros y entre 80.000 y 250.000 trabajos.

Todo debido a la complejidad del sistema vigente y los requisitos de visados. Eso es por lo que la UE ha declarado este martes que la nueva visa de viaje estimulará la economía europea. En particular, al turismo y a las actividades asociadas, como la industria del transporte, entretenimiento o restauración, los grandes objetivos de la UE para ser los principales conductores del futuro crecimiento y empleabilidad de Europa. El nuevo visado de corto plazo, que podría extenderse hasta dos años, también beneficiará a artistas, investigadores y estudiantes que quieran pasar un tiempo en Europa.

Sin embargo, no nos abrumemos con este escenario tan idílico. No cuando, en la misma semana, los números de emigrantes que intentaron llegar a Europa entre 2000 y 2013 se hicieron públicos. ¡23.000! Claro, 23.000 no es un número tan grande cuando lo comparas con 6,6 millones. Pero tengo la sensación de que las matemáticas no son realmente el problema. Matemáticas aplicadas, o mejor dicho, las económicas lo son.

Desafortunadamente para ellos, esos 23.000 no venían de las grandes naciones de viajeros potenciales. Desafortunadamente para ellos, tuvieron que viajar desde países devastados por la guerra, dictadores o hambre. Desafortunadamente para ellos, tuvieron que viajar porque simplemente no había futuro en casa. No tenían billete de vuelta y se daban por contentos si conseguían llegar al final. Su tierra prometida – nuestra Europa. Sin compasión por los que no son del color correcto, no tienen la forma de los ojos correcta, cámara fotográfica o estilo. La que deshumaniza a los miles que nunca llegan al otro lado del Mediterráneo. La que prefiere ser pragmática en tiempos de elecciones en lugar de resolver el problema real de la inmigración. La que se preocupa más de 10 billones de € perdidos con los “viajeros potenciales”, en lugar de las 20.000 vidas reales que se pierden en nuestras costas. La misma vieja Europa, poseída por su herencia colonial, que grita “Libertè, Egalitè, Fraternitè” (Libertad, Igualdad, Fraternidad).

La historia debería existir para ser recordada, no repetida
Una de las clases más peculiares de historia que recuerdo de la escuela fue la del siglo XV. En concreto, el período en el que Portugal era superpotencia económica mundial. Una historia construida por hombres valientes que descubrieron el Nuevo Mundo, a través de tormentas y monstruos, alumbrando a los analfabetos, indios en Brasil “sin civilizar” (que inicialmente confundieron con la India, y de ahí el nombre que se dio a los nativos), África y Asia. Una historia que puede resumirse así. Los portugueses salieron al mar y desde Lisboa navegaron a la costa africana, donde raptaron hombres y mujeres africanos. Entonces embarcaron hacia Brasil. Tras dejar algunos sacerdotes en tierra – de manera que pudieran iluminar el reino de la oscuridad, los portugueses intercambiaron africanos por azúcar y algodón. Este material se embarcó hacia India, de donde los portugueses pudieran traer seda y especias muy caras a casa. Todo esto para evitar el excesivamente complicado y caro comercio a través de la ruta de las especias entre Asia y Europa.

Como historia es bastante genial, ¿no?
Como parte de la Historia real, no. Incluso un niño de 12 años puede señalar que todo ese imperio poderoso fue construido sobre la esclavitud. Y aún así, lo que ocurre hoy en día no está tan lejos de lo que acabo de describir. La vieja-y-hasta-ahora-respetada Europa ha estado actuando durante demasiado tiempo en su propio interés, metiendo el dedo aquí y allá siempre que era conveniente, creando sus propias reglas y proclamándolas como las buenas. La inmigración ha existido desde que la humanidad existe.

Lo que parece ser una novedad de la modernidad es la idea de manejar los desplazamientos de la gente a través de un filtro puramente dedicado a obtener el mayor beneficio económico posible. Ayer, hombres y mujeres africanos eran intercambiados por simples especias. Hoy, promoviendo la supervivencia de los más ricos. ¿A qué coste? Exclusión. Excluyendo a los pobres. Excluyendo la dificultad. Excluyendo a los marginados. Y para ser sincera, esta secta contemporánea, adorando al dios del Profitus Maximus me asusta de verdad. No porque no sepa de donde viene. Sino porque sé a dónde nos llevará.

© Xpressed 2014

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios :

Publica un comentario

Danos tu opinión.


Subir