Slider[Style1]

LO MÁS LEÍDO DE LA SEMANA

+

+
+DISTOPÍAS

Distopías

+
+BRAND NEW SPAIN: ENTREVISTAS
+CIBERCRÓNICAS
+ISLAMOFOBIA

Islamofobia

+EXILIADOS
+MINORÍAS

Minorías

+XENOFOBIA

Xenofobia

+TOP 10
+CULTURAS

Culturas

+OPINIÓN
+ACTIVISMO

Activismo

+MIGRACIONES Y FRONTERAS

Migración y fronteras

+LA CAVERNA

La caverna

24/04/2014 | El principal adalid político del euroracismo británico, el Partido para la Independencia del Reino Unido (UKIP) continúa escalando puestos en la clasificación de simpatías políticas de los británicos hasta el punto de que las encuestas lo sitúan, en el peor de los casos, por encima de los conservadores. Es decir, que a falta de unas pocas semanas para las elecciones europeas del 25 de mayo, también en Inglaterra parece estar a punto de llevarse el gato al agua un partido esencialmente sostenido sobre el odio al extranjero.


Madrid | Redacción | Diásporas | Público | Foto: UKIP
El líder de UKIP, Nigel Farage, negaba a finales de abril que los mensajes electorales de los que se están sirviendo para llegar a los británicos sean xenófobos y resumía de este modo su postura: "No estamos en contra de nadie, venga del lugar que venga, pero abrir la puerta a 485 millones de personas del resto de Europa, muchos de ellos procedentes de países pobres donde el paro juvenil está por encima del 60 por ciento, se traduce en un flujo de fuerza laboral exterior hacia el Reino Unido". Obviamente, la conclusión de Farage es que hay que poner fin a esta política de puertas abiertas mediante restricciones a la entrada de trabajadores intracomunitarios y mediante los recortes de los beneficios sociales que estos venían disfrutando.

Por si los votantes británicos albergaban aún alguna duda acerca del verdadero rostro de esta formación, en la actualidad con nueve escaños en el Parlamento europeo, UKIP ha puesto en marcha una polémica campaña electoral en la que alienta a los votantes a recuperar el control sobre el país. Uno de los carteles utilizados en la campaña muestra a un trabajador de la construcción vestido como un mendigo, junto al siguiente mensaje: "La política laboral de la Unión Europea. Los trabajadores británicos están especialmente afectados por mano de obra barata sin límites". No menos explícito, otro de los mensajes reza: "En Europa hay 26 millones de personas tratando de hallar trabajo ¿De quiénes son esos empleos que buscan?".

© Diásporas | Público 2014

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

2 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar

Danos tu opinión.


Subir