Slider[Style1]

LO MÁS LEÍDO DE LA SEMANA

+

+
+DISTOPÍAS

Distopías

+
+BRAND NEW SPAIN: ENTREVISTAS
+CIBERCRÓNICAS
+ISLAMOFOBIA

Islamofobia

+EXILIADOS
+MINORÍAS

Minorías

+XENOFOBIA

Xenofobia

+TOP 10
+CULTURAS

Culturas

+OPINIÓN
+ACTIVISMO

Activismo

+MIGRACIONES Y FRONTERAS

Migración y fronteras

+LA CAVERNA

La caverna

“¿Es compatible el Islam con la igualdad de género?”, preguntaba ayer Diásporas a sus lectores en un sondeo de opinión abierto hasta el lunes próximo. Esta escurridiza cuestión, a menudo tabú, resulta apasionante, dado que todos los países árabes, a excepción de Túnez, otorgan a la Sharia o Ley Islámica un papel más o menos significativo en su ordenamiento jurídico. En última instancia, el asunto no es sólo si el Islam es compatible con la igualdad de la mujer. Lo que en el fondo se debate es si la aplicación estricta del Corán es compatible con los valores laicos de las democracias occidentales. Los lectores de Diásporas que deseen opinar pueden emitir su voto a través de la herramienta de sondeo que aparece en la portada de nuestra web.



Joven iraní con el pelo descubierto, en Urmia (Irán). Fotografía, por Ferran Barber (todos los derechos reservados).

Barcelona | Diásporas / Público
Por poner un ejemplo, el ordenamiento legal iraní contempla penas diferentes en función de la religión o del género de la persona que ha cometido el delito. La pregunta que se plantea es si ese sistema jurídico es el resultado de una rigurosa y justa aplicación de la Sharia o, por el contrario, es la consecuencia de una interpretación concreta (y masculina) de la Ley Islámica. Incluso las propias mujeres de los países musulmanes se encuentran divididas en torno a esta controversia. Mientras las secciones árabes de Femen afirman categóricamente que el Islam es incompatible con la igualdad de género, un sector significativo de feministas islámicas acusan a los hombres de haber sesgado en su beneficio el mensaje del profeta.

Entender las razones por las que la aplicación estricta de la Sharia es o no compatible con el modelo occidental de democracia nos obliga, de entrada, a recordar las circunstancias en las que el Corán fue revelado a Mahoma y la significación y alcance de las enseñanzas que contiene. En primer lugar, a diferencia de la Biblia, el Corán es considerado por los musulmanes como un dictado sobrenatural recogido por un profeta con la mediación del arcángel Gabriel. El Corán no expresa la voluntad de Dios de acuerdo a la transcripción más o menos ajustada que llevaron a cabo en épocas diversas un grupo de humanos; es la palabra de Dios misma.

La única versión oficial de ese texto sagrado universalmente aceptada fue redactada en 652, durante el gobierno del califa Otmán, con arreglo a las revelaciones recibidas y transmitidas por Mahoma, quien había fallecido veinte años antes. La obra consta de 6.226 versículos agrupados en 114 suras o capítulos. En palabras del escritor Eric Santoni, «los fieles de esa religión contemplan la historia del mundo, las relaciones de los hombres con Dios y entre ellos mismos a través de ese libro sagrado».

En segundo lugar, el Corán no es tan sólo para los musulmanes una referencia religiosa. Contiene, además, un código de vida revelado. No sólo dice a sus creyentes en qué deben creer, sino que además prescribe qué deben hacer.

El Islam aspira a regular todos los aspectos de la existencia individual de las personas y el Corán se reveló en su día insuficiente para dar respuesta a las cuestiones que comenzaron a plantearse tras la muerte del profeta. Para resolver ese problema, comenzaron a recuperarse los dichos de Mahoma no contenidos en la revelación (Hadiz), además de sus conductas y actitudes ante situaciones semejantes (la Sunna). La Sunna vino a llenar todos los huecos que no cubría el libro sagrado y se convirtió, a la postre, en el segundo pilar de la jurisprudencia. Y así hasta el día de hoy.

Así pues, el objetivo último de cualquier musulmán es el establecimiento de la ley coránica que rige tanto los vínculos entre los hombres y Dios como entre ellos mismos. En el Islam no hay iglesia, ni sacerdotes, ni jerarquías a la manera cristiana; sólo existe una comunidad o umma que a veces tiende a confundirse con el propio estado.

Por el mismo motivo, entre los musulmanes no puede ni debe haber conflictos entre los asuntos temporales y los espirituales. De hecho, como sostiene el estudioso Louis Gardel, los musulmanes no pretenden distinguir entre lo temporal y lo espiritual, «sino adecuar lo secular a los fundamentos de las normas divinas».

En tal caso, ¿se puede bendecir un trato jurídico y social diferente en función del género o la religión del ciudadano sin dejar de ser un buen musulmán? Las feministas de organizaciones como Femen consideran que sí. En su opinión, el Corán es difícilmente compatible con los valores laicos de las democracias occidentales dado que, en tanto que palabra de Dios, no puede ni debe estar sujeto a interpretaciones ni a negociaciones con el fin de adaptarlo a los valores "cuasi universales" de los europeos.

Por el contrario, la iraní Shirín Ebadi, premio Nobel de la Paz, considera que el problema no se halla en la religión, sino en las interpretaciones que han hecho los varones. Esta iraní sostiene que la discriminación de las mujeres es producto de la costumbre y «de una cultura patriarcal secular». De idéntica opinión son las feministas islámicas de la organización Mushawar, para quien sí es posible luchar por los derechos básicos de las mujeres sin volver la espalda a Alá.

En el mismo sentido, la musulmana hispano-francesa Natalia Andújar recuerda que existen ulemas disidentes que interpretan los preceptos islámicos de un modo mucho más heterodoxo y cercano a los derechos humanos modernos. Andújar señala a este respecto que todos estos doctores de la ley "coinciden en que ‘hiyab’ aparece ocho veces en el Corán, y que en ninguna de ellas se hace referencia al pañuelo para cubrirse el pelo, sino que se le otorga un sentido de ‘cortina’”. Es decir, en ningún lugar del Corán se especifica de forma explícita e imperativa que las mujeres deban cubrirse el cabello. Recientemente, Sheik Zaki Badawi emitió una fatwa (o pronunciamiento legal) en la que dispensaba de ocultarse el pelo a las musulmanas de Gran Bretaña para evitar que fueran víctimas de agresiones. 


Por último, si en algo coinciden todas las feministas, es en que la posibilidad de que las mujeres elijan si cubren o no su cabello es sólo una variable (y no la más importante) a la hora de determinar la situación de la mujer en los países que se rigen por la Sharia. Lo importante, en todo caso, es que sirve para evaluar si el Islam brinda o no margen de maniobra. A la postre, queda por determinar también qué preceptos son de ineludible cumplimiento y cuáles son la consecuencia de una tradición secular hecha a la medida de los hombres. Obviamente, el Corán no dice nada acerca de si las mujeres deben conducir o no vehículos. Pero en él se ha resguardado la paleodinastía saudí para justificar esa y otras prohibiciones.

Los lectores de este suplemento que quieran dar su opinión sobre este asunto pueden hacerlo a través de la herramienta de votación situada en la portada de Diásporas (en la parte superior de la columna derecha). Transcurridas veinticuatro horas desde que se abrió la votación, más de un 70 por ciento de los lectores que se han pronunciado creen que Islam e igualdad de género no son compatibles.

© Diásporas / Público 2014

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

32 comentarios :

  1. Ni siquiera es compatible con los derechos humanos mucho menos con la Democracia.

    ResponderEliminar
  2. Interesante pregunta, pero hay muchos islam. Pasa que tenemos en la cabeza las escuelas teologicas dominantes hoy, tanto en el mundo sunni, especialmente el arabe, infectado de salafismo, como en la teocracia iraní. Sin embargo hay otras visiones y escueals, tanto contemporaneas como a lo largo de la historia. Por ejemplo, los alevíes de Turquia, con justa razón, creen que hay partes del Corán adulteradas para hacer de éste un elemento de opresión al servicio del poder. La creencia de que el Coran "descendió" en forma literal, y que el original está escrito en el cielo, no es más que una burda maniobra teológica impuesta en la época de la decadencia, es decir, despues del siglo XII, cuando las escuelas conservadoras juridicas, luego cristalizadas por Ibn Taymiyya, desalojan como filosofía y escuela rectora al mutazilismo, escuela racionalista y filosófica que creía que el Coran estaba inspirado por Dios, pero no creado. Realmente los salafies han "comprado" como "islamica" esta idea de inmanencia, neoplatónica, es decir de origen griego, y via Plotino. Por ende, un islam racionalista y moderno no es descabellado, porque ademas ha existido, y hay sectores modernistas, entre ellos quienes levanta la bandera del feminismo islamico. Solo que las petromonarquias y los ayatolas iranies exportan su visión antimoderna y pretenden aplicar una teologia esclerotica, del siglo XII, al XXI. Un abrazo y gracias por el debate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Nada diferente de lo que ha venido ocurriendo con otras religiones mayoritarias, que sólo han ido reduciendo su presión y su presencia en la sociedad a su pesar.

      Eliminar
  3. El Islam, como se afirma en el artículo, aspira a regular todos los aspectos de la vida particular de las personas, todo es religión, no existe el concepto de libertad en este credo, mucho menos el concepto de igualdad entre los hombres y, ni remotamente, la igualdad entre sexos. El Islam es totalitario y, por tanto, fascista. Los países en los que se aplica la sharía son dictaduras teocráticas que aspiran a que las sociedades islámicas vivan en el siglo XXI con reglas escritas en el siglo VII. No es compatible con la Democracia, ni con los Derechos Humanos, y consecuentemente, tampoco con la Igualdad de la Mujer. Comprendo la islamofobia de Femen, todas las mujeres occidentales debiéramos ser islamofóbicas, nos va en ello nuestra identidad como personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como fue el cristianismo en la edad media, y lo intenta seguir siendo, o el judaísmo. Por eso es necesario que la educación sea TOTALMENTE LAICA, si no las religiones seguirán ordenándonos la vida como les convenga a sus mandatarios.

      Eliminar
  4. La religión, ya se sabe, es la excusa de algunos para justificar sus barbaridades por derecho divino. Por lo demás la justicia debe ser laica y se puede ser musulman sin necesidad de despreciar a las mujeres o tenerlas como posesiones y fuente de riqueza a base de matrimonios convenidos. Hay muchos cristianos defensores de la igualdad entre las personas(aunque ka Iglesia diga lo contrario) y por lo mismo puede haber una sociedad mayoritariamente musulmana que respete los derechos de todos.

    ResponderEliminar
  5. yo leí el Coran y en el habla de que si una mujer es infiel o no obedece a su marido este puede castigarla de diferentes maneras. Pero no dice nada sobre si el marido es infiel o no obedece a su mujer. Por tanto, parece que ya desde el Coran ya existen diferentes tratos para hombres y mujeres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que solo lo de que en el Coran existan diferentes tratos de hombres y mujeres no es nada de malo porque la misma naturaleza nos ha dado diferentes "tratos". La pregunta es si se logra entre estas diferencias ser iguales y tratar a los demas como iguales tambien.

      Eliminar
  6. La gente aborda con suma inocencia los análisis sobre el Islam. Es cierto que existen diversas interpretaciones de esta religión. El problema surge cuando un texto como el Corán se contempla como ley. En el Corán se dice textualmente, por ejemplo, que si un hombre muere su esposa heredará la mitad, mientras que si es su esposa la que muere, el hombre lo hereda todo. El apedreamiento hasta la muerte se contempla para las mujeres: nunca verán ustedes a un hombre apedreado por adulterio porque, sencillamente, ellos no cometen nunca adulterio. Léanse el Corán a fondo y después me lo cuentan.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, al mujer no tiene cabida en esa religion ni en muchas otras en donde siempre ha sido algo secundario, pero observando como se aplica en el EI la dura ley Sharia,q ue ya es dura en Iran y en otros paises que han sido ocupados, como en Afghanistan, pues vemos que hay un fascismo hacia las mujeres, y no se puede hacer demagogia porque a mi no me han tocado, todavia, habria que decir.
      En el EI hay fusilamientos masivos, a las niñas no las dejan ir a la escuela, y las mujeres pueden ser lapidadas hasta la muerte por diferentes delitos contemplados en el Coran, uno de ellos es saber leer, eso es literal , otro es no llevar la vestimenta del Coran, el Gurka, puedes ser denunciado, etc, etc, y podemos ver hasta donde se mete el Islam en al vida corriente, nos e pueden realizar retratos ni estatuas de persoans, eso ofende al Coran, pro lo que muchas obras arquitectonicas son destruidas y muchos monumentos y estatuas antiguas, no se pueden dibujar mas que flores porque ofendes a Ala, y bueno, pues esa mentalidad ya impide cualqueir desarrollo intelectual, durante lso años que dure

      Eliminar
  7. No hay más que ir a una playa aquí en España y ver a una familia musulmana: los hombres en traje de baño y las mujeres tapadas viéndoselas solo la cara (creo que lo pasan pipa)

    ResponderEliminar
  8. Lo mínimo que se debería exigir a tan equidistante artículo es que en la encuesta el enunciado de las respuestas fuera coherente

    ResponderEliminar
  9. seamos sinceras. las religiones, a lmenos las 3 agrandes religiones, no van a defender la igualdad de la mujer. van a defender su papel como soporte de la tradición y de las costumbres y eso implica que el poder lo tienen el varón, que está por encima de ella, claro está que la religión católica actual no es tan estricta y las mujeres somos más libres pero aún así, no hay ni habrá igualdad cuando nos metemos en derechos. el problema es que las religiones y sus principios no son igualitarias ya que sus principios son muy antiguos, de cuando el hombre lo era todo y la mujer, estaba destinada solo a tener hijos

    ResponderEliminar
  10. Ninguna religión es compatible con la igualdad entre seres humanos, ninguna. Esta menos que las demás.

    ResponderEliminar
  11. Sería interesante escuchar lo que las musulmanas tienen que decir al respecto. Porque si yo he de analizar la democracia con el mismo rigor que analizáis el islam, he de concluir que la democracia y la igualdad de la mujer son incompatibles.
    La democracia y cualquier otra cosa ya que en todas partes los derechos de las mujeres, en uno u otro sentido, se ven menoscabados.
    Lo que ocurre es que si miramos nuestros ombligos no tenemos problemas en reconocer que no son las ideologías o las religiones, las causantes del problema sino que lo es el contexto patriarcal en el que se han desarrollado. Al analizar el ombligo ajeno es cuando nos falla la coherencia, sus males sólo pueden ser debidos a su religión.
    Respecto al Corán, yo no sé que cosa es lo que habéis leído, el que yo tengo y estudio es absolutamente feminista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues francamente hay mujeres en el islam que han sido radicalizadas y que también alpidan a otras mujeres por no seguir el dictamente, tras años de adoctrinamiento fascista, porque el coran es fascismo puro y duro, ejemplo el EI en donde hacen fusilamientos masivos al estilo de las SS hitlerianas.
      Yo no tengo ninguna demagogia con el ISLAM y amrcharos o tendremos problemas con vosotros que ya les tenemso, manifestaciones en el aprlamento Belga de radicales islamicos, te refieres a eso, el coran es comprensivo vamos, amnifestaciones y pena de muerte a unos cineastas suecos, pena de muerte a un dibujante danes, y bueno si ese es tu coran te tendremos que echar con el tiempo

      Eliminar
    2. Por cierto ¿sabias que una brigada musulmana se unio sin reparos a las SS y que eran excelentes cazadores y asesinos de judios y de otras personas contrarias a Hitler?. Por que porque es fascismo teocratico puro y duro, solamente fascismo teocratico y se salvan pocos de esa secta religiosa que nos retrae a la edad medieval

      Eliminar
  12. No olvidemos algo: La religión, en el sentido más concreto, es un producto social, y la sociedad al final la componenen personas; quizá por ello los valores de estas determinan las prácticas que finalmente se aceptan o no dentro de la comunidad religiosa.
    Confío en que las personas evolucionamos, crecemos y mejoramos si nos lo proponemos realmente, y que los libros, viajar y conversas con personas diferentes a ti, pueden ayudar mucho; por lo que, también creo que la religión sea cual sea (islamica, católica...etc) es compatible tanto con los derechos humanos, como los de la mujer.

    ResponderEliminar
  13. A ver, leo por ahí que ninguna religión es compatible con la igualdad de la mujer. Pero os olvidáis de un asuntillo. Resulta que en Occidente hace siglos que se consumó la separación entre iglesia y estado, mientras que en los países árabes, todos, a excepción de Túnez, tienen en la Sharia su fuente de inspiración jurídica. ¿Qué significa esto? Pues básicamente, que si el Islam no es compatible, tampoco lo son los gobiernos que dicen inspirarse en él. Ese es el quid de la cuestión, y eso entiendo que pretendían plantear la gente de Diásporas. Enhorabuena por la encuesta. La Prensa no suele ser tan valiente.

    ResponderEliminar
  14. Si el máximo exponente de la liberación femenina consiste al final, en integrarse en las jerarquías religiosas para perpetuar los trágicos errores, las disparatadas supersticiones, el oscurantismo antidemocrático y el parasitismo social de cualquiera de las tenebrosas religiones inventadas por timadores y alucinados, para único sosiego y deleite de las mentes más simples de nuestra especie, y que llevamos sufriendo milenios, pues vaya chasco. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/11/el-oximoron-de-la-igualdad-entre-sexos.html

    ResponderEliminar
  15. Hoy y siempre se entiende poco, ¡cómo ha influido tanto las religiones en las MUJERES y tener sienpre en un SEGUNDO lugar----------??? Pero tiene arreglo si somos iguales, ¿ por qué no somos Iguales-------???

    ResponderEliminar
  16. Sobre en lo que se inspiran las legislaciones de los países de mayoría musulmana, sorprendería saber que muchas de sus leyes más aberrantes son remanentes de su periodo como colonias. Es decir nada de inspiradas en la sharia sino directamente en los códigos legales de los países que les colonizaron.
    Estoy pensando en el caso relativamente reciente de una muchacha marroquí que se suicidó tras ser violada, de cómo, a raíz de ello, supimos que la ley marroquí no penaliza al violador si éste se casa con su víctima. Pues bien, dicha ley no es inspirada en la sharia sino directamente impuesta por los franceses cuando eran los que legislaban en Marruecos. Una ley similar fue abolida no hace mucho en Argentina.
    Resulta que esa ley en lo que está inspirada es en la Biblia. Deuteronomio 22:28-29: 28

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si estudiases mas sabrias que las tres religiones se basan en el antiguo testamento, tanto el judaismo, como el cristianismo, como los musulmanes, epro luego han tenido otros profetas, los judios no admiten a Jesucristos, y los musulmanes dicen que Jesucristo no es el ultimo profeta y que era una especie de ma.ri.ca al que no leen en absoluto, solamente el libro del Coran en donde esta todo. Como dicen los protestantes, no todos afortunadamente, todo está en al biblia, y te la saben de pe a pa, y encuentran a todo explicacion en al biblia y en eso estamos todavia

      Eliminar
  17. El mero hecho de plantear que un texto dictado (perdón revelado) en el siglo VI pueda funcionar como regulador de la vida en el siglo XXI me parece que habla por si mismo. Y contestando al último comentario, me da igual que sea el Corán o la Biblia, escrita bastante antes, o los mismisimos Vedas milenairos. Curiosamente todos ellos colocan a la mujer en el mismo sitio: fuera de la vida pública y a ser posible, fuera de la propia condición humana. He intentado siempre ser comprensivo, en este y otros aspectos, con las religiones en su conjunto, pero con la edad me va pareciendo cada vez más difícil. En realidad ni van unas por delante de otras, ni las hay más retrógradas o más "progres". Nuestro amado cristianismo (versión católica) en cuanto triunfó en España (1939) no hace tanto, devolvió inmediatamente a la mujer a la edad media: recordar el permiso del marido para abrir una cuenta o sacar el pasaporte, que en 1974 estaba vigente. Lo único que le ocurre hoy día es que no tiene suficiente poder para imponer sus normas, aunque lo intenta a diario (¿que hay del embarazo, el aborto y la propiedad del cuerpo de las mujeres?).
    La sociedad debe regirse a si misma sobre la base del consenso alcanzado tras el debate y la participación social y no por "revelaciones" y otras tonterias vengan de donde vengan. No tiene sentido discutir si luego el "verdadero" mensaje de cada una está más o menos manipulado. Las personas debemos encontrar nuestras verdades o nuestras dudas en nuestro mundo. La verdad revelada a mi me pone los pelos como escarpias.

    ResponderEliminar
  18. El ordenamiento jurídico español establece para determinados delitos diferentes penas en función de si el agresor es hombre o mujer....

    Si una mujer le dá repetidas veces y asiduamente golpes con una sarten a su marido, novio o pareja habitual, es una falta de lesiones siempre que no requiera hospitalización.

    Si un hombre le dice a su esposa, novia o pareja o ex-pareja "anda, callate que te doy con la sartén", es un delito por maltrato psicológico ya que produce un menoscabo en la autoestima de la agredida. Además, la mujer tendrá consideración de "victima de violencia de genero", tendrá preferencia en concursos de traslado, elección de turno, adjudicación preferente de viviendas sociales, etc etc... El "agresor" entrará en el Registro de Maltratadores (del que no podrá salir jamás porque no le darán opción a que sepa que está en ese registro). Y muchos otros perjuicios si está en proceso de separación o divorcio (visitas tuteladas, perdida de custodia, etc...)

    vamos, lo que comunmente se conoce como trato igualitario...

    ResponderEliminar
  19. Según las estadísticas, España es en una abrumadora mayoría cristiana, al igual que Europa y eso no ha impedido que se hayan desarrollado estados con mayor o menor calidad democrática. Y eso a pesar de que si se comparan la Biblia y el Corán, en cuestiones tales como las mencionadas (embarazo, aborto y propiedad del cuerpo de las mujeres) así como muchas otras (igualdad de derechos, divorcio, etc.) sorprenderían los resultados.
    Pero hay más, resulta que se considera al Islam contrario a la democracia y, para apoyar ese argumento, se toma como el paradigma del Islam las sociedades árabes de los Siglos IX y XX que es cuando empiezan a despuntar las democracias en occidente.
    Lo lógico sería estudiar si realmente el Corán es antidemocrático y también, si lo que nos dice la historia, es que el Islam es antidemocrático.
    Después, en lugar de presuponer que los musulmanes somos antidemocráticos, habría de hacer un estudio serio para ver si esta afirmación tiene algo que ver con la realidad.

    Comenzamos con primera fuente del islam que es el Corán:

    Lo que nos dice el Corán es:
    ...(los creyentes ) tienen por norma consultarse entre sí. (Corán 42,38)
    Y consulta con ellos en todos los asuntos de interés público.(Corán 3,159)
    Esto último es una orden directa a Muhammad.

    Y esto es todo lo que el Corán nos dice que pueda aplicarse a un sistema de gobierno. Cierto que no habla de democracia, pero habla de "Shura" (consulta mutua). En ningún momento habla de cualquier otro sistema de gobierno. Ni teocracia, ni imperio, ni califato, ni nada de nada, sólo nos habla de consulta mutua. Además de exortar a los gobernantes a ejercer sus funciones con sabiduría y justicia.

    Para tenerlo más claro podemos fijarnos en la segunda fuente del islam que es el ejemplo de Muhámmad:

    Muhámmad parcticaba la "shura". En Medina las decisiones se tomaban por consenso; en la mezquita de Medina se celebraban asambleas donde todos los miembros de la comunidad, incluidas las mujeres, debatían acerca de los problemas que tenían y sus posibles soluciones. Conocemos de casos en que, decisiones tomadas por consenso, prevalecieron en contra de la opinión de Muhammad.

    Tenemos el ejemplo de la batalla de Uhud. La vida de la comunidad estaba amenazada por los mekanos. Después de deliberar, se tomo la decisión de salir al encuetro de los quraishíes en contra del parecer de Muhámmad que en ningún momento hizo valer su autoridad como profeta ni como lider de la comunidad.
    Otro ejemplo lo tenemos antes de la batalla de Badr cuando el profeta preguntó acerca de otros puntos de vista. Ibn al mundir criticó su opción y le convenció de cambiar la posición de las tropas para la confrontación.

    Muhámmad valoraba la diversidad de opinión y su libre expresión.
    Durante toda su misión profética fue muy crticado, pero siempre evitó el tomar represalías hacia sus críticos. (Corán 3:186,25:63)

    Existe un relato que revela claramente su actitud hacia las diferencias de opinión: "La divergencia de opinión es una misericordia de Dios para la gente".

    A menudo se nos dice que Muhámmad fue un gobernate absoluto investido de poder divino. Hemos visto que no es así, pero hay otro elemento que nos permite acercarnos más a lo que fue la manera de gobernar de Muhammad. Se trata del Estatuto de Medina que, aunque no puede compararse con una constitución moderna, arroja muchas luces acerca de la actuación política de Muhammad.

    Vease "La primera constitución escrita"
    http//www.webislam.com/numeros/2001/11_01/articulos%2011_01/Primeraconstitucion_escrita.htm

    El estatuto de Medina es un acuerdo tripartito firmado por musulmanes, idólatras y los judíos de Medina. Tanto musulmanes como no musulmanes son ciudadanos de pleno derecho y todos participan de la Shura. Se establecen los principios de pluralismo religioso y de igualdad ante la ley.

    ResponderEliminar
  20. Sigo aquí:

    En cuanto al sentir de los musulmanes podemos decir que gran parte de los intelectuales considera la democracia como inherente al islam:

    SI nos fijamos en las encuestas, encontramos que en 2003 el Pew Global Proyect "Views of a Chnaging Word" realizó una encuesta en 44 países. El resultado muestra que los habitantes de países musulmanes ( incluídos Jordania, Kuwait, Uzbekistán o Pakistán) manifestaron una alta estima por las libertades democráticas (libertad de expresión, libertad de prensa, igualdad bajo la ley, etc ), por encima de algunos países de Europa Oriental.

    En la actualidad, la mayoría de musulmanes viven en regímenes considerados democráticos:

    En Indonesia, donde viven 180 millones de musulmanes; el regimen es democrático. Por cierto, después de la dictadura militar instigada por USA, una mujer ( Megawatti Sukarnoputri) fue elegida presidenta.

    Tras la independencia de Pakistán el sistema elegido fue el de democracia parlamentaria. Cierto que se han sucedido varias dictaduras militares, pero también varios periodos democráticos. Durante los cuales otra mujer (Benazir Bhuto) ganó dos elecciones generales.

    Bangladesh, Senegal , Nigeria se rigen bajo sistemas democráticos.

    En la India los musulmanes también forman parte de la democracia, lo mismo que los musulmanes que viven en países occidentales.

    Los países donde imperan dictaduras "islámicas" son aliados y se mantienen gracias a los poderes europeos y estadounidense.

    Hay países que no son verdaderas democracias (Irán, Argelia, Marruecos, Egipto, Mauritania) pero en sus gobiernos tienen elementos democráticos.

    En el caso de Irán sería bueno recordar que, tras la revolución, fue elegido presidente un intelectual, laico y de izquierdas ( Bani Sadr) lo que prueba que la revolución iraní no buscaba instaurar un régimen teocrático.

    Incluso los "partidos islamistas" manifiestan que la democracia es la única perspectiva para el mundo musulmán.

    Para terminar algunos datos de los inmigrantes musulmanes en España según un estudio encargado por el ministerio del interior a Metroscopia en 2006:

    -85% ve compatible el Islam y la democracia.

    -80% se declara practicante.

    -77% considera que ninguna de las tres religiones monoteístas puede considerarse superior a las demás.

    -Ocho de cada diez apoya un estado laico.

    ResponderEliminar
  21. Pu-ta religión, Pu-tos dioses, Pu-tas vírgenes, Pu-tos curas, Pu-tos imanes. Farsantes, charlatanes, asesinos.

    ResponderEliminar
  22. Para criticar, analizar y sobre todo sentenciar en cualquier asunto, se debe de tener muchísima información; mas aun cuando se trata de algo tan inmenso y casi infinito como la religión. Nadie puede decir que, por ejemplo, todos los españoles saben tocar la guitarra o bailar flamenco, o todos los chinos son "Karatecas"..Se debe de indagar todo lo posible para llegar o acercarse a la verdad en un determinado asunto.

    ResponderEliminar
  23. Se comenta: «Por un lado la mujer puede trabajar, por otro lado puede compartir marido con otras tres y las 4 pueden pedir el divorcio de un mismo hombre, incluso pueden quedarse con la casa, pero no se sabe cuál de las tres se queda con la casa... »
    Punto uno: ninguna mujer se queda con la casa si la misma no se ha estipulado como dote. Cuando una mujer se casa, debe aceptar dos cosas: al marido, y la dote que le da el marido. Puede decir SÍ al marido, pero decir NO acepto la dote... entonces no hay matrimonio.
    Punto dos: cada esposa tiene o administra su casa o su parte de la casa. Va CONTRA la legalidad islámica que dos mujeres tengan que vivir en el mismo espacio. Cada una en una casa, o en una parte que administra ella sola. Que en el Rif o en el Quinto Pino del Curdistán de Arriba a la Izquierda no se cumpla eso no es culpa de una legalidad que no se aplica porque no se reconoce.


    Se dice: «Tato el hombre como la mujer tienen que llegar vírgenes al matrimonio, pero resulta que Dios le ha otorgado a la mujer un himen que el hombre no tiene, por lo que no puede demostrar su virginidad.»
    La mayoría de jurisperitos islámicos consideran que esas demostraciones son costumbres impuestas por el populacho. Se ve como algo propio de gente de baja condición. Es decir, desde la legalidad islámica, la mujer no viuda y no divorciada (a ver si nos enteramos también que, desde el punto de vista islámico, la mujer sigue estando «entera» aunque haya «conocido varón») NO tiene que «probar que es virgen.

    ResponderEliminar
  24. Se comenta « Las mujeres se tienen que tapar para que los hombres no se exciten. Oye... y las mujeres no se pueden excitar viendo a un hombre en paños menores? También tenemos derecho de excitarnos...¿no?»
    Desde el punto de vista islámico, el hombre también está obligado a mantener unas normas de pudor, y esto, como no, incluye taparse y NO llevar prendas ajustadas al cuerpo.
    «En Marruecos más del 60% de las mujeres que reciben palos por parte de sus maridos, lo ven normal. Qué tristeza...»
    A ver si nos enteramos, de una vez por todas, que lo que se haga o deje de hacer en Marruecos ES CULPA de Marruecos, de sus sociedades o de sus poderes públicos o fácticos, pero NO es culpa ni del islam ni de la lengua amaziga ni del agua sin gas.
    Para empezar, en Marruecos las mezquitas son centros de control político-social del «Majcen», es decir, del poder público-privado encabezado por el Rey que controla la mayoría de la bolsa de Casablanca. Si NI siquiera las mezquitas de allí son templos propiamente islámicos ¿Porque se insiste en achacar al islam lo que es responsabilidad de un poder público-fáctico ajeno al islam?

    ResponderEliminar

Danos tu opinión.


Subir