Slider[Style1]

LO MÁS LEÍDO DE LA SEMANA

+

+
+DISTOPÍAS

Distopías

+
+BRAND NEW SPAIN: ENTREVISTAS
+CIBERCRÓNICAS
+ISLAMOFOBIA

Islamofobia

+EXILIADOS
+MINORÍAS

Minorías

+XENOFOBIA

Xenofobia

+TOP 10
+CULTURAS

Culturas

+OPINIÓN
+ACTIVISMO

Activismo

+MIGRACIONES Y FRONTERAS

Migración y fronteras

+LA CAVERNA

La caverna

Alrededor de 898.000 ciudadanos del Reino Unido viven en los países de los llamados “PIGS” o “cerdos”: Italia, Grecia y la Península Ibérica. En contra de lo que sugerían hace varios meses algunos medios de comunicación, la cifra de residentes británicos en España se ha incrementado ligeramente desde 2007 hasta pasar tras diversas fluctuaciones de 761.000 a 770.000 personas. Según los informes “de conducta británica en el extranjero” elaborados por las oficinas de extranjería de los consulados, España sigue siendo uno de los destinos favoritos de los migrantes del Reino Unido, después de Estados Unidos y Australia. 



Migrantes británicos, durante una jam sesion en el interior de un club de Sant Pere de Ribes (Barcelona). Fotografía por FERRAN BARBER (todos los derechos reservados).

Barcelona  Ferran Barber | Diásporas / Público 
El número total de británicos en España difiere considerablemente en función de la fuente. Con arreglo al Instituto Nacional de Estadística, serían el tercero o el cuarto grupo más numeroso en la Península. Por el contrario, un informe de 2014 de la oficina de extranjería británica los convierte en la segunda comunidad de extranjeros en España, tan sólo superada por los rumanos y prácticamente a la par con los magrebíes.

Pese a lo que suele sostenerse, el grueso de los británicos no son viejecitos jubilados a cargo de los sistemas de protección social de Londres. En el mejor de los casos, estos representan solamente alrededor de un 20 por ciento de los residentes en nuestro país. La parte del león del “exilio” británico está constituida por adultos en edad laboral. 
La escritora Kate O’Reilly ha estudiado a este grupo desde 1990 y hasta el comienzo de la crisis financiera y se refiere a ellos como una comunidad innovadora, a la que puede encontrarse al frente de negocios turísticos, limpiando piscinas, paseando perros, regentando inmobiliarias, enseñando su idioma o cuidando de jardines.

La mayoría de los migrantes del Reino Unido suelen mencionar tanto el benigno clima español como su distendida cultura social para justificar la decisión de trasladarse a la Península, pero los estudios insinúan que abandonaron su país debido a las duras condiciones económicas y personales a las que tenían que hacer frente en Gran Bretaña, uno de los países con mayores desigualdades sociales de la UE junto a los propios "PIIGS" y a los estados bálticos. A todos los efectos y más allá de los clichés y de la propia percepción que ellos tienen sobre sus experiencias, dejaron el Reino Unido en pos de una vida mejor.

Sobre este asunto relevante viene llamando la atención cierto sector progresista de la Prensa inglesa, en vistas de la pujanza que el discurso antimigración está cobrando en su país gracias a partidos como UKIP. Durante las últimas elecciones europeas, los demócrata-liberales fueron prácticamente aniquilados y laboristas y conservadores a duras penas alcanzaron el 25 por ciento de los votos, frente al 28 de los euroescépticos. UKIP logró captar las simpatías de su electorado haciendo uso de un discurso esencialmente sostenido sobre el nacionalismo populista, la abierta oposición a Europa, una indisimulada xenofobia y el odio a los migrantes.

En general, buena parte de las escaramuzas públicas que libran los partidos británicos gira en torno a la llegada de trabajadores extranjeros y a la supuesta influencia que ésta tiene en el mercado nacional de empleo y en la maltrecha economía del país. Tanto el Partido Conservador como UKIP (Partido para la Independencia del Reino Unido), coinciden en culpar al "extranjero pobre" de sus males domésticos y animan a los electores a entregarles sus votos con promesas explícitas de cerrar las puertas del país a los foráneos. En el caso de UKIP; el tema de la inmigración no sólo ocupa un lugar preminente: lo llena todo. Toda la artillería electoral diseñada por esta formación euroracista durante las últimas elecciones giraba en torno a las supuestas amenazas de la inmigración e insistía a presentar a los trabajadores de la Europa del Este como un puñado de saqueadores de su sistema de protección social y sus empleos.


                                           ANUNCIOS PUBLICITARIOS

Lo que no suelen mencionar ni los conservadores ni los demagogos populistas es que la libertad europea de movimiento es un camino de ida y vuelta del que pocos países se han beneficiado más que Gran Bretaña. Al fin y al cabo, el número de trabajadores intracomunitarios en el Reino Unido (alrededor de 2.300.000) es sólo ligeramente superior al de británicos en la Unión Europea (1.800.000). Los grandes proveedores de opinión han pasado sistemáticamente por alto sobre el hecho de que su país es uno de los grandes exportadores de migrantes del mundo.

Uno de los mayores corredores migratorios del planeta discurre claramente desde Inglaterra a España, detalle que parte de la prensa conservadora británica acostumbra a maquillar disfrazando a sus “exiliados” de pensionistas o expatriados y evitando cuidadosamente cualquier mención a su condición real: la de trabajadores sin o con escasos recursos que abandonan su país para mejorar su situación por cualesquiera razones. El tan traído clima es sólo una de ellas, y no la más importante. Salvando las distancias, son perfectamente comparables a los búlgaros o los rumanos de los que tanto abominan los euroescépticos y sin embargo, la mayoría de ellos no se ven como migrantes y prefieren autodesignarse con el eufemismo de "expatriados".

“El número de británicos en España se acerca ya al millón”, escribía en The Guardian Ritwik Deo a mediados de 2012. “Positivamente sé que odian que se les llame migrantes porque, a su juicio, ellos sí contribuyen a la economía local y crean puestos de trabajo. ‘¿Dónde estarían los 'manueles' y los 'josés' sin nuestro dinero?’, piensan muchos. Y lo que es yo, no les culpo. Es una clara disonancia cognitiva originada por siglos de dominación sobre amplios territorios de todo el mundo. En Inglaterra, como en Francia, el término 'immigré' tiene connotaciones negativas, y apunta casi siempre a clandestino y magrebí. Por el contrario, 'expatriado' confiere un sello de superioridad que se reserva para los que pueden acreditar el pasaporte correcto”.

¿Cómo hacen compatible los ultranacionalistas británicos de UKIP su deseo de sacar a su país de la Unión Europea con la necesidad de preservar los derechos que poseen sus compatriotas en países como España? El propio Farage lo aclaró en mayo del pasado año durante una entrevista efectuada por un locutor de Talk Radio Europe, emisora de radio inglesa con base en España. A los jubilados británicos les preocupaba la suerte que podrían correr en la Península si Gran Bretaña se autoexcluía de la Unión. Y el líder de UKIP no tuvo problema alguno en asegurar que “no puede compararse a los británicos que viven en España con los polacos que viven en el Reino Unido”, dado que los primeros contribuyen significativamente a la economía española y, por lo tanto, no sería difícil suscribir un acuerdo bilateral con Madrid que les garantizara los mismos derechos que en la actualidad. De las palabras de Farage se infería que la llegada de "expatriados" del Reino Unido a cualquier país de Europa debería ser saludada como una bendición.

Nunca la comunidad británica ha despertado suspicacias significativas en la sociedad española ni ha provocado reacciones negativas reseñables, a pesar de sus problemas de integración y a su tendencia a concentrarse en guetos: un 60 por ciento de ellos no hablan bien el castellano y un tercio jamás mantiene el más mínimo contacto con los nativos. Curiosamente, la falta de integración en Gran Bretaña de comunidades de extranjeros como la paquistaní o la magrebí es uno de los argumentos más usados por las formaciones xenófobas para satanizar a los migrantes pobres.




AHORA LOS "CERDOS VOLADORES" SON LOS ESPAÑOLES, PORTUGUESES E ITALIANOS


El 16 de noviembre del pasado año, el semanario neoliberal inglés The Economist volvía a la carga con otra información sobre la inmigración del Reino Unido en la que se servía nuevamente de la designación de “cerdos voladores” para reforzar el interés del titular con un guiño chabacano. No era la primera vez que esta publicación racista deshojaba la margarita de los puercos: vuelan, no vuelan, vuelan… Claro que hasta la fecha sólo utilizaba el insultante acrónimo de PIGS o PIIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y “Spain”) en un contexto económico para referirse a los países con mayores problemas de balanza de pagos o, si se quiere, a los Estados “parias” del Mediterráneo y a la siempre vilipendiada Irlanda. Con los números del déficit en la mano, muchos propusieron duplicar la “g” del “pigs” para hacerle un hueco a Gran Bretaña en su gracieta.

Lejos de arredrarse por las quejas razonables de los aludidos, el semanario londinense fue todavía más lejos en noviembre pasado y se sirvió del acrónimo para designar a los ciudadanos de Francia y el sur de Europa que habían emigrado a Gran Bretaña como consecuencia de la crisis. En otras palabras, los “cerdos” ya no eran los estados del Mediterráneo, sino sus habitantes. “Llegan en avalancha a Gran Bretaña, ergo vuelan”, se infería del artículo. Y por si a alguno le quedaba alguna duda sobre la intención del periodista, la información se ilustraba con una foto de tres niñas vestidas de sevillanas. Acababan de cruzar la línea que separa lo burdo de la agresión flagrante.

A nadie le sorprendió el modo despectivo con el que The Economist se refería a los sureños. Al fin y al cabo, otros conocidos medios lo utilizan también con alegría. Paradigmático es el caso del Financial Times. Las quejas reiteradas de varios ministros del entorno geopolítico mediterráneo y las críticas de numerosos responsables de medios españoles de comunicación le arrancaron una tímida disculpa en 2010. A través de un breve artículo, el comentarista James Mackintosh aseguraba que la publicación había impuesto “una cuasi prohibición sobre el uso de este acrónimo”, al tiempo que proponía reemplazarlo por “estúpido”. Con o sin disculpas, el Financial Times sigue utilizando la designación.

Por otro lado, lo sorprendente del artículo aparecido el pasado 16 de noviembre en The Economist no fue esa ya familiar carga peyorativa, sino las docenas de comentarios críticos que desencadenó entre los propios británicos. Exactamente igual que a los “cerdos voladores” aludidos, les sorprendía las maneras arrogantes de la revista y se preguntaban qué consecuencias podía haber tenido esa visión del mundo en la gestión de la crisis global. Al fin y al cabo, muchos de los conceptos que manejan los economistas y los inversores se sostienen sobre percepciones subjetivas de la realidad. Esto es más obvio todavía cuando se habla de “confianza” de los mercados o de los inversores.

Claro que la información aparecida en noviembre no hablaba de Estados ni de números, sino de seres humanos. Lo que en realidad se discutía en ella eran las razones por las que la opinión pública (y la Prensa) británica trata de un modo más benevolente a los migrantes procedentes de España, Italia, Francia o Grecia, que a los de la Europa del Este. “Los italianos, los griegos y los españoles están proporcionando al Reino Unido licenciados universitarios, ingenieros y médicos. Añaden valor y diversidad a una común cultura occidental, en lugar de drenar los servicios sanitarios”, dejó escrito uno de los lectores en la sección de comentarios. “Es más fácil ver un médico italiano o griego que un paciente italiano o griego”, concluía.

El discurso que se leía entre las líneas de los comentarios estaba per sé contaminado de una visión del mundo incompatible con la realidad: la de la derecha anglosajona y la de los ultranacionalismos de nuevo cuño. En ese nuevo tablero internacional de juego que reflejaba el reportaje, españoles, portugueses, griegos e italianos ejercían de "buen negro", el tío Tom simpático cuya espalda todo el mundo palmotea.
© Diásporas / Público 2014

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

33 comentarios :

  1. Efectivamente, somos muchos los que vivimos en España. Habrá mas de nosotros si no fuese por el asunto de las '300.000 viviendas ilegales' en Andalucía, y el derrumbe de la casa de la familia Prior en Vera (Almería) en enero 2008 (contra todo pronóstico, ellos siguen viviendo en su garaje, casi siente años después del ataque). Las noticias en el Reino Unido dan mucho comentario sobre esto. Pero, imaginamos el dinero para España y los puestos de trabajo creados, dejando a los jubilados del norte de Europa colonizar el interior de Almería, lleno de pueblos moribundos y con una población que no llegue a 40 por km cuadrado. (El desempleo en el sur de Flórida, EEUU, roza la 7%).
    Resulta que, no como el Turismo, la Residencia en España de los expatriados del resto de Europa, ponemos mas de dos millones de nosotros, no tiene campeón, ni ministerio, ni portavoz, ni campaña, ni presupuesto (y evidentemente, ni experto español para pontificar sobre el tema).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No more Lenox, PLEASE! No more hooligans! If you don't appreciate what you have here, you know what you can do, right?

      Eliminar
    2. ¿Gran Bretaña, uno de los países con mayores desigualdades sociales de la UE. A todos los efectos y más allá de los clichés y de la propia percepción que ellos tienen sobre sus experiencias, dejaron el Reino Unido en pos de una vida mejor.? de donde te as sacado eso lo digo por que España es el 3 país con mas desigualdad y R.U el 11

      Eliminar
    3. de hecho el artículo habla del racismo disfrazado de periodismo por parte de algunos británicos. No hay ninguna objeción por los inmigrantes ingleses (aparte los hooligans claro). Pero la sociedad inglesa debería conocer ambas caras de la moneda.

      Eliminar
    4. EN IBIZA Y MALLORCA LOS CERDOS VOLADORES SON LOS INGLESES QUE SE TIRAN POR LAS VENTANAS DE LOS HOTELES

      Eliminar
    5. Y en Cataluña y Valencia, no te olvides. Entre la basura abunda la Union Jack.

      Eliminar
    6. Easy. Back to UK, stay there forever and vote UKIP. We do not need British trash

      Eliminar
    7. lo mejor que podeis hacer iros a la gran bretaña-mucha boquilla teneis para lo que os interesa.

      Eliminar
    8. Lo que se debería hacer con los hijos de la gran bretaña, es devolverlos a su isla y retirales toda asistencia médica que puedan necestar en España, o en su caso que abonen íntegramente lo que nos cuesta y, de paso derribo de todas las casas y construcciones ilegales que los hijos de la gran bretaña tengan en nuestro territorio, y siguiendo en esta línea, los cerdos voladores de nacionalidad inglesa que se tiren por los balcones que se les recoja y se les deposite directamente en el tanatorio sin pasar por ningún tipo de asistencia médica con pernoctación hospitalaria, y a los borrachos ingleses ninguna atención médica y multa correspondiente por escándalo en vía pública.

      Eliminar
    9. Este es Europa, señores. Es como uno de Tejas que vive en California. A mí me gusta mucho vivir aquí, y como europeo, tengo todo el derecho de hacerlo. Si gasto aquí el dinero que llegue de mi país, ¿que hay de mal en esto?
      En cuanto a los PIGS, 'Cerdos', que es un invento de los banqueros, ¿que otro acrónimo se puede inventar con Portugal, Italy, Greece y Spain? A mi no me va a dar la culpa.

      Eliminar
    10. Lenox. No es como uno de Tejas que vive en California, RATA inglesa (también es un acrónimo inevitable, de qué ya me lo inventaré en otro momento, el caso es calificar, como les gusta a muchos de tus compatriotas). Porque allí tienes Reserva Federal que no permite que los especuladores prevariquen y se enriquezcan con la financiación de los estados. En cambio en Europa continental ese juego se ha producido y ha favorecido que en España financiar la deuda valga mucho más que en Alemania. Que hay razones de eficacia económica detrás? Que Alemania produce más? Puede ser. También puede ser que a España se la dejó sola en la guerra civil y no gozó de Plan Marshal, ni de condonación de deudas, como sí pudo disfrutarlo Alemania en 1953. A Grecia no se le perdona nada, y lo único que ha hecho es tener mal las cuentas, no provocar una guerra que acarrea la muerte de millones de europeos.
      Pero como dice el artículo todo ese juego financiero mentiroso, que se practica en la City, se aplica contra los países que gustan menos, por puro racismo, y fondos de inversión atacan traicioneramente la deuda de países del sur, porque la imbecilidad de la mente de las RATAS anglosajonas no les deja ver, en materia social, más allá de la piel y otras fantasías propias de un pueblo en verdad bárbaro. Pero a todo cerdo (verdadero cerdo, no por acrónimo) le llega su San Martín: Putin y los BRICS os lo van a explicar de manera que lo entendáis.

      Eliminar
  2. pues ale que venga y hagan lo que les salga de sus ........

    ResponderEliminar
  3. ¿"Ex-patriados"? ¿De qué van? ¿Acaso se creen que son unos refugiados políticos? ¿Acaso los han desterrado? Si se han ido a vivir fuera de susislas serán migrantes o inmigrantes, como todos los que cambian su residencia voluntariamente para mejorar su situación. "Ex-patriates"... menuda payasada.

    ResponderEliminar
  4. No se está diciendo nada sobre el insulto. Lenox, usted y los suyos, se sienten muy cómodos y seguros en su anonimato y yo no voy a pecar de menospreciar su nacionalidad.
    Ya veo su calaña, al no importarle llamar a un socio y aliado como un PIG.
    Usted y todos los que aceptan eso, son unos miserables, cobardes … anónimos!
    A mí no me lo diría en la cara!

    ResponderEliminar
  5. Esto es un grave insulto, xenófobo e irracional. Me extraña mucho que no exista reacción firme, por parte de las autoridades de los cuatro países. En lo que me ocupa, por mis apellidos y por mi devoción a todo lo hispánico y latino, expreso que hay que tomar medidas legales ante esta ofensa. Si consideran necesario salir del anonimato, lo haré. Antes lo comunicaré a Publico.es.

    ResponderEliminar
  6. Siempre he tenido la convicción de que sigue habiendo piratas por esas islas, ahora versados en cuestiones financieras. En fin, que por mi pueden cerrar el portaviones usano mañana mismo

    ResponderEliminar
  7. @Paul. Tienes toda la razón del mundo, Paul. El artículo habla de la significativa presencia de británicos en España, pero en ningún caso se refiere a esos migrantes de forma ofensiva. Son tan merecedores de respeto como nosotros y no deberíamos mezclar las barbaridades de cierta Prensa anglosajona con la gente. El artículo también dice que si alguien estaba indignado con que nos llamaran cerdos voladores eran los lectores de The Economist, y la mayoría eran británicos. La información de The Economist se queja de que los españoles, franceses e italianos reciben un mejor trato que los europeos del Este, que son mejor acogidos. Esto no es un asunto entre británicos y españoles... LO que es una aberración es que un semanario supuestamente serio se dedique a sembrar toda esa basura racista. Pero desde luego, los británicos deberían tener todo nuestro respeto...

    ResponderEliminar
  8. Pués que tengan mucho cuidado con los cerdos, los pueden confundir con jabalíes y son muy peligrosos cuando se cabrean.

    Los hooligans ingleses, nos llaman cerdos, esos borrachos impresentables que no saben ni comer y mucho menos beber.
    Ya los llamaban los romanos bárbaros y tenían y parece que siguen teniendo razón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario destile clase y sentido común.

      Eliminar
    2. Yo creo que te equivocas chaval: los hooligans Ingleses (o Britanicos, y así metemos tb a Escoceses, Galeses e Irlandeses) no nos llaman cerdos. Son los banqueros Britanicos los que llaman PIGS a estos paises.... pero sabes que? Estos mismos banqueros tb llaman "pigs", o inlcuso "leeches" a los hooligans "ingleses" que tu dices.

      No perdamos el norte y ataquemos al enemigo común (tanto nuestro como de los Britanicos) que son los banqueros, y no a una sociedad.

      PD. Según los romanos, barbaros eran los del norte de las islas; es decir, de la mitad de Escocia para arriba.

      Eliminar
  9. Todos sabemos cómo son lo ingleses y lo que siempre han pensado de los españoles. No hace falta excusar algunos pensamientos u opiniones vertidos aquí. Si se ofenden, que lo vivan. Si el artículo habla sobre periodismo, también muestra parte del pensamiento anglosajón hacia los países del sur de Europa. Países que, por cierto, eran los más civilizados del mundo cuando el suyo aún no era más que un charco de barro ponzoñoso en el que ellos se "desenvolvían" aún ciertamente incivilizados. Si os fijáis, los ingleses que vienen a España, o a otros países no anglosajones (Portugal es otro ejemplo que conozco), no se mezclan con los locales. Crean sus propios guetos, sus urbanizaciones con sus pubs y sus restaurantes, y su micro mundo anglosajón. Incluso viviendo en nuestro país nos miran por encima del hombro. Eso lo dice todo. La arrogancia se les desborda por el cuello de la camisa. Pero la culpa es nuestra por no haberlos puesto en su sitio hace tiempo, por permitirles entrar en nuestro país sin cortapisas, ser generosos con ellos, y aprender a hablar inglés. Daos una vuelta por Sancti Petri, en San Fernando, Cádiz, y os podréis hacer una idea de lo que estoy diciendo. En el Algarve pasa tres cuartas de lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú no has hablado con un británico en tu vida. Además, confundes a expatriados jubilados con emigrantes, en las grandes ciudades españolas hay miles de ingleses conviviendo y perfectamente integrados.

      Eliminar
    2. Yo si he hablado con mas de uno, y cuando discutes con ellos lo primero que te sueltan es que eres un tercermundista, expatriados mis cojones, inmigrantes en busca de mejor vida que no encuentran en su mohoso país.

      Eliminar
  10. La manipulación en este artículo para conservar ese aire de victimismo y ofensa es bochornoso. No sólo se relega al final el hecho de que gran parte de la población británica no comparte para nada y muestra su desacuerdo con el término PIIGS, sino que se cambia la definición de este acrónimo durante todo el artículo. Con tal de meter el concepto de "país mediterraneo" con calzador, se menciona que el acrónimo incluye Irlanda (país anglosajón) pero se insiste en lo de mediterraneo, luego se incluye a Frnacia, y se sigue insistiendo con lo de mediterraneo. Eso es periodismo malo y tendencioso.

    Mención aparte el montaje de los titulares de periódicos. No sólo se debería haber hecho hincapié en que NO es la prensa británica, sino la prensa financiera, sino que además sería preferable no haber hecho un montaje de titulares exclusivamente de el FT y The Economist, llegando al punto, como se puede observar, de repetir titulares ya que no contaban con más de cuatro. A destacar también el hecho de que de esos escasos cuatro ejemplos que han encontrado en el FT y The Economist, uno está escrito por un español, José Ignacio Torreblanca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues debemos haber leído dos artículos diferentes... El FT y The Economist lo utilizan por sistema. Y no hay cuatro sino cientos de titulares en los que se utiliza el acrónimo. Respecto a lo de Irlanda, me parece que te has perdido... Al principio se incluia a Irlanda y ahora se tiende a incluir a italia... No es la prensa financiera, sino la prensa de derechas y racista que a ti tanto te debe gustar... Torreblanca? No sé de qué hablas. La estupidez y la soberbia no es monopolio de los británicos, compañero. ¿En qué cambia el tema el que haya un español que también haya utilizado el acronimo? Me parece que no terminas de centrar el tiro... ¿Mediterraneo? A ver compañero... Italia portugal grecia y españa... Te suena eso a mediterraneo? A calzador a lo mejor te metes tu las botas, pero desde luego lo de mediterraneo es simplemente inevitable... Y en cuanto a victimismo... aqui nadie va de cvictima... y en la informacion yo no veo victimismo por ningun lado. Que alguien como tu salga al paso de una barbaridad asi ya nos da la medida de que tipo de persona debes ser y a que tipo de ideologia apoyas. Yo no he visto ningun ataque a los ingleses en la informacion... Lo que se denuncia es la doble moral de los conservadores y los fascistas.......... Eso te suena o ke?

      Eliminar
    2. ¿Puedes enseñarme esos cientos de artículos? Aunque sean 10 de distintos medios me vale.

      Te equivocas con que al principio de incluía a Irlanda y luego se sustituyó por Italia, es al revés: http://es.wikipedia.org/wiki/PIGS .

      Ya estamos con los insultos por cierto, yo hago una crítica con ejemplos del artículo y ya se me está tachando de racista y de derechas, un comentario muy maduro. En vez de debatir lo que digo, se tira del insulto.

      El hecho de que un español haya escrito uno de los artículos tira por los suelos la teoría insinuada de que "los medios británicos están siendo racistas con los países del mediterraneo", ya que, ni son "los medios" ni han encontrado cuatro ejemplos recientes sin poder evitar encontrar uno escrito por un español. En el momento que el articulista es de origen "mediterraneo", el artículo deja de ser xenófobo. Es simple lógica.

      De nuevo ignoras mis argumentos: ni Francia ni Irlanda son mediterraneos, te pongas como te pongas o hagas la lectura selectiva de lo que planteo que quieras.

      Está claro que no ves victimismo, ni en el artículo ni en los comentarios, ya que en España carecemos de un elemento básico para prosperar: la autocrítica.


      Tu capacidad de interpretación y falta de comprensión describen la poca validez de tus insultos. Lees una crítica a un artículo como un apoyo hacia lo que critica el mismo, lo cual deja clara tu falta de rodaje.

      Eliminar
  11. Barcelona está a petar de inmigrantes laborales británicos, y no se les trata ni la mitad de la mitad de mal que hacen ellos con nosotros, siempre mirando por encima del hombro.

    Gran Bretaña es un nido de pobreza con una renta del trabajo a un nivel similar al peninsular. Un Imperio de caca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que te hace pensar que nos tratan mal? En donde yo vivo nunca se ha tratado mal a Españoles; es más, los admiran profundamente.

      Evidentemente existen descerebrados como en todos los países, pero en general los Españoles son bien recibidos en UK.

      Eliminar
  12. Me temo que España ya es más desigual que Gran Bretaña, gracias a la estupenda gestión de la crisis de los últimos gobiernos.

    Por lo demás, los británicos tienen aquí una salida laboral estupenda: enseñar inglés a los españoles que se están planteando emigrar a Gran Bretaña o a otros sitios. En eso no tienen competencia. Y se paga bastante mejor que los trabajos basura que el mercado laboral británico está ofreciendo.

    ResponderEliminar
  13. Cerdo volador... solo por eso tienes mi negativo. Insulto gratuito, innecesario, que no tiene nada que ver con el "contenido" ni aporta nada. Da realmente asco tener tantos compatriotas tan rotundamente gilipollas, me producis vergüenza.

    ResponderEliminar
  14. NO sé, igual es que yo no me he leído bien la información. Pero según lo he visto yo, esa información no hay ni una sola palabra en contra de los pobres británicos pobres que vienen a España huyendo del infierno inglés. El problema de Inglaterra es que es una sociedad asfixiante donde mucha gente las está pasando putas. Las estadísticas no reflejan el dolor d elos de abajo... De lo que habla la información es de esa prensa fascista y chovinista que disfraza el dolor de su gente y que insiste en presentar a los británicos como el pueblo elegido. Los británicos que viven en España (algunos más que otros) han sido siempre bien recibidos... y los españoles que van a Inglaterra (algunos más que otros) tampoco han provocado reacciones negativas. Yo creo que como dice el articulo los que mas avergonzados se deberian sentir de lo que hacen el financial times o ese otro periodico el economist tienen que ser los propios ingleses........... a ke venia eso de cerdos voladores en una finformacion sobre migracion... y se ve como que se les quedaba corto el acronimo y tambien incluyen a los franceses... es simplemente repugnante... y ademas en el econosmist no firman las informaciones............. los gobiernos de todos los paises aludidos tendrian que hacer algo... francia españa portugal italia irlanda y grecia... quienes se han creido que son esos engreidos... Pero eso no tiene nada que ver con el ingles de apie... si reaccionamos visceralmente, nos ponemos a su altura... y no es muy dificil porque lo que hacen es tan tremendamente bajo........

    ResponderEliminar
  15. mezclar cosas solo puede tener un propósito y es el de manipular y este articulo quiere manipular claramente
    ser antieuropa . está muy justificado porque esta europa, la unión europea actual es un nido de corruptos nazis que solo pretenden hace una europa divida en países ricos y pobres y todas sus políticas se dirigen a eso.

    ser antieuropa inglés y ser anti emigrtantes es otra cosa. si los ingleses antieuropa son racistas , de derechas y nazis pues será un porotitipo exclusivo de allí.

    no mezclemos...que si por mi fuera, me largaría de esta unión europea ya y no soy ni nazi, ni racista ni nada por el estilo.

    ResponderEliminar

Danos tu opinión.


Subir