Slider[Style1]

LO MÁS LEÍDO DE LA SEMANA

+

+
+DISTOPÍAS

Distopías

+
+BRAND NEW SPAIN: ENTREVISTAS
+CIBERCRÓNICAS
+ISLAMOFOBIA

Islamofobia

+EXILIADOS
+MINORÍAS

Minorías

+XENOFOBIA

Xenofobia

+TOP 10
+CULTURAS

Culturas

+OPINIÓN
+ACTIVISMO

Activismo

+MIGRACIONES Y FRONTERAS

Migración y fronteras

+LA CAVERNA

La caverna

Un solicitante de asilo de Bangladesh ha tenido que esperar dieciocho años para que la Justicia austriaca le reconozca su derecho a residir legalmente en el país. La víctima del intricado laberinto legal austriaco, Dulal D’Costa, tiene ahora 38 años. Durante el tiempo que ha permanecido aguardando la resolución, se le han negado todos sus derechos ciudadanos y ha sobrevivido a duras penas en un limbo legal que le impedía llevar una existencia digna de tal nombre.

















Barcelona | Diásporas / Público
“No veía un futuro. Ni podía viajar a mi país, ni podía conseguir un trabajo bien remunerado. Tampoco podía tener una novia o casarme y tener un hijo porque sabía que si rechazaban mi solicitud de asilo me iban a obligar a abandonar el país”, aseguró D’Costa a la cadena austríaca de televisión.

El refugiado asiático abandonó Bangladesh en 1996, debido a las amenazas de muerte de las que fue víctima por su participación en las protestas estudiantiles y por su implicación personal en el Partido Nacionalista de Bangladesh. Uno de sus amigos fue asesinado por idéntico motivo. El tribunal austriaco que ha reconsiderado su petición le ha denegado de nuevo el derecho de asilo, pero le ha autorizado a vivir legalmente en el país durante un año atendiendo a “razones humanitarias”. El permiso deberá ser renovado transcurridos doce meses.

Según el Tribunal Administrativo Federal que ha juzgado su caso, lo sucedido es un caso excepcional y desafortunado. Por su parte, el Defensor del Pueblo austríaco ha anunciado que investigará los hechos, con el fin de averiguar qué produjo tal demora.

Los  jueces austriacos, contra los inmigrantes europeos
En otro orden de cosas, los jueces austriacos del Tribunal de Justicia de la Unión Europea han apoyado la decisión de las autoridades alemanas de negar bajo ciertas circunstancias las ayudas sociales a los trabajadores extranjeros intracomunitarios. La decisión del tribunal europeo no tendrá grandes repercusiones en la política interior austríaca, dado que el país sólo proporciona permisos de residencia a los inmigrantes capaces de demostrar que pueden valerse por sí mismos durante un periodo de dos años. Para acceder a cualquier tipo de subsidio austríaco de desempleo, es preciso trabajar a jornada completa durante un periodo de al menos veinticuatro meses.

© Diásporas / Público 2014

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios :

Publica un comentario

Danos tu opinión.


Subir