Slider[Style1]

LO MÁS LEÍDO DE LA SEMANA

+

+
+DISTOPÍAS

Distopías

+
+BRAND NEW SPAIN: ENTREVISTAS
+CIBERCRÓNICAS
+ISLAMOFOBIA

Islamofobia

+EXILIADOS
+MINORÍAS

Minorías

+XENOFOBIA

Xenofobia

+TOP 10
+CULTURAS

Culturas

+OPINIÓN
+ACTIVISMO

Activismo

+MIGRACIONES Y FRONTERAS

Migración y fronteras

+LA CAVERNA

La caverna

El galerista sueco que exhibió a Mahoma como un perro, Henrik Rönnquist, ha cerrado su galería de Malmöe para vivir oculto como Salman Rushdie en "diferentes puntos de la campiña sueca". Rönnquist se convirtió en un objetivo de los radicales islamistas cuando incorporó a su nómina de artistas al mundialmente conocido Lars Vilks, autor en 2007 de cuatro dibujos a lápiz en los que se presentaba al profeta Mahoma con el cuerpo de un animal. Según ha indicado a Diásporas, después del atentado contra el semanario satírico francés, tanto él como sus artistas "se hallan más que nunca en el punto de mira de los islamistas".


















Henrik Rönnquist (izquierda) y Lars Vilks.

Barcelona | Ferran Barber | Diásporas / Público 
La publicación de los primeros dibujos que Vilks dedicó al profeta -los llamados "perros de rotonda"- desencadenó hace siete años una avalancha de condenas de organizaciones musulmanas y gobiernos de países como Paquistán, Irán, Afganistán, Jordania y Egipto. En 2009, las fuerzas de seguridad suecas descubrieron y desbarataron un compló para matarle. Se había hecho acreedor de las iras de millones de musulmanes, lo que le ha obligado a vivir bajo custodia policial desde entonces. 

“Tras el atentado de París, la policía sueca ha puesto a mi disposición y a la de Vilks ‘alguna clase de protección’ adicional de la que no estoy en disposición de hablar”, ha explicado Rönnquist a este suplemento de Público. “Podría haber ocurrido en mi galería, pero después de todas las amenazas y ataques que he sufrido, me he visto obligado a cerrarla. Tanto yo como mis artistas Vilks o Park estamos más en riesgo que nunca. Durante los últimos meses, me han insultado y me han escupido. Sabemos que estamos en peligro y en lo que a mí respecta, no he abandonado mis planes de mudarme a Dinamarca por razones de seguridad. De momento, vivo en el campo, en diferentes lugares”, ha precisado. 

Por otra parte, Henrik Rönnquist ha señalado que Vilks está muy afectado por lo acaecido en Francia y por razones lógicas, se lo ha tomado de una forma personal. “Habló recientemente con el redactor en jefe de Charlie Hebdo acerca de la seguridad y protección con la que contaban en el semanario con motivo de la concesión de un premio conocido como ‘perros de rotonda de oro’". El redactor-jefe le explicó que todo estaba muy tranquilo y que siempre tenían algunos policías alrededor, “claro que estas cosas suceden siempre por sorpresa”.

Pese a las amenazas y a las críticas de las que ha sido objeto, Rönnquist insiste en el valor de los trabajos de Vilks y asegura que seguiría exhibiendo "si pudiera" su obra. En febrero de 2013, el alcalde de Malmö prohibió una exposición con los dibujos aduciendo que no iba a consentir que se sirvieran de "supuesto" arte con fines políticos y para extender un ideario racista e islamofóbico. Los trabajos que Rönnquist pretendía exhibir en su galería mostraban nuevamente a Mahoma con el cuerpo de un perro solapado sobre obras famosas de artistas como Monet y Rubens.

'LA POLICÍA ME HA DICHO QUE YO SOY EL CULPABLE DE LO SUCEDIDO'

A principios de septiembre del pasado año, un juzgado de Malmö impuso una multa a Rönnquist por organizar una exposición con los trabajos de Dan Park, otro de los controvertidos colaboradores de su galería clausurada. En realidad, la muestra duró veinte minutos, el tiempo que le tomó a la policía irrumpir en la sala, suspender el acto y arrestar al artista bajo la acusación de odio racial.

Ese mismo juzgado condenó a seis meses de prisión a Park por distribuir posters en los que se mostraba a un activista sueco-africano encadenado y "listo para ser vendido" como un esclavo. El tribunal que dictó la condena tuvo en cuenta que Park tiene tras de sí un largo historial de proyectos “racistas”, a los que él se refiere habitualmente como "meras provocaciones". En 2009. fue absuelto de los cargos que contra él pesaban por dejar un recipiente con gas Ziclon B junto a una sinagoga.
Rönnquist defendió su papel en esta historia aduciendo que lo que estaba en juego era el derecho a expresarse sin restricciones ni tabúes. Curiosamente, durante los últimos años, nadie ha abogado en Suecia con más vehemencia por la libertad de expresión que los movimientos nazis y las formaciones de Extrema Derecha. He aquí la entrevista que publicamos en septiembre pasado tras el encarcelamiento de Dan Park.


Diásporas. Dos de los artistas de su galería han sido acusados de racistas e islamófobos. ¿De qué va todo esto? ¿De reivindicar la libertad de expresión o de extender el odio?
Henrik Rönnquist. Sin ninguna duda, lo que está en juego es la libertad de expresión. Pero al margen de cualquier otra consideración, estamos hablando de dos artistas interesantes.

Diásporas. Decía usted que está en estado de shock a causa de lo que ha sucedido. 
Henrik Rönnquist. Naturalmente que estoy en estado de shock. Piense en todo lo que está ocurriendo en torno a mí. Lars Vilks tiene que moverse con protección policial las 24 horas del día, de lunes a domingo, porque está amenazado de muerte desde 2007; Parks está en la cárcel y yo he tenido que cambiar mi nombre de la puerta de mi casa y el buzón. Me increpan en la calle y en mi propia galería. Me han intentado jaquear mis cuentas. Rompieron la ventana de la sala de exhibición y en fin... muchas más cosas. La policía me ha dicho que yo soy el único culpable de lo que ha sucedido por lo que he hecho. Hasta hace poco, tenía que moverme con un sistema de alarma que me geolocalizaba permanentemente mediante GPS y me mantenía en contacto con la policía. Ahora me lo han retirado porque no lo uso. Ya no salgo de casa.  

Diásporas. De manera que usted se ve como la víctima de una auténtica caza de brujas; un apasionado defensor de la libertad de expresión... Y ahora está pensando en dejar Suecia porque le acosan los "rojos" y los musulmanes...
Henrik Rönnquist. Sí. Estoy pensando seriamente en irme a Dinamarca. Hoy mismo encargué un pasaporte para mi perro. En este país ya no se puede vivir. Todo se está volviendo loco aquí.

Diásporas.
 Ciertamente, es posible asumir que el arte es provocación. Otra cosa es apuntar hacia las minorías religiosas y raciales o, como en este caso, hacia una persona.
Henrik Rönnquist. Park apunta a las minorías y a las mayorías. No establece diferencias. Apunta a todas direcciones.

Diásporas.
 Paradójicamente, el único aspecto común entre el discurso de activistas como Julian Assange y las formaciones eurofóbicas y racistas suecas es la percepción de que el Gobierno del país presenta características típicamente totalitarias. El fundador de Wikileaks se refirió a Suecia como la China del norte, que es, con variantes y salvando las distancias, lo que también vienen a decir los nazis suecos. ¿Comparten sus artistas y usted las ideas de Jimmie Åkesson y de la Extrema Derecha?
Henrik Rönnquist. Eso es algo que debería preguntarle usted a Park y a Vilks. A mí no me interesa lo más mínimo conocer sus simpatías políticas. En cuanto a lo que yo vote, se trata de un asunto privado y al margen del trabajo que realizo en la galería.

Diásporas.
 De manera que no aprecia usted la orientación claramente política de los actos por los que Dan Park ha sido encarcelado.
Henrik Rönnquist. En absoluto. Dan Park es un bromista. Bromea con todos y cada uno de los partidos políticos, grupos y personas. Le gusta provocar discusiones entre la gente; le gusta que la gente se dé cuenta de que lo que dicen los medios de comunicación no es siempre cierto.

Diásporas. ¿De verdad cree usted que hay algo de meritorio en esos poster astrosos con los que Park agredió a Jallow Momodou o en las representaciones de Mahoma como un perro? ¿O simplemente exhibió el trabajo de Art para empujar publicitariamente su negocio?
Henrik Rönnquist. Park es una persona creativa e inteligente. Necesitaba que se expusiera su obra en una verdadera galería. Y yo le di esa oportunidad. Bien es verdad que sólo la disfrutó veinte minutos, que fue el tiempo que transcurrió desde la inauguración de la exposición hasta que irrumpió la policía para llevárselo.

Diásporas. ¿Fue usted también arrestado?
Henrik Rönnquist. No, no, no... la policía arrestó a Dan el pasado 5 de julio. A mí me interrogaron por primera vez dos días después. Pero no, yo no he sido arrestado.

Diásporas. ¿Y va a pagar usted la multa o piensa usted "inmolarse" mediante alguna clase de objeción de conciencia?
Henrik Rönnquist. Vamos a ir con esto tan lejos como sea posible. Estamos listos para llegar hasta las más altas instancias jurídicas. Incluso si eso significa recurrir ante el Tribunal Europeo de Justicia.

Diásporas. Es obvio que los tribunales suecos se están tomando muy en serio los crímenes del odio… ¿Qué está pasando en Suecia?
Henrik Rönnquist. Pregúnteselo a los políticos. Sobre el papel, deberíamos disfrutar de libertad de expresión.

Diásporas. Libertad para seguir estigmatizando a seres humanos o para burlarse de las creencias religiosas ajenas... ¿Volvería usted a exponer obras como la de Park?
Henrik Rönnquist. No tendría ningún problema en hacerlo, pero antes le preguntaría a la policía para cerciorarme de que no vuelven a acusarme de racista. Hay demasiada corrección política en Suecia. Hoy en día es un país perdido. Se ha ido demasiado lejos tanto en lo económico como en todo lo demás. Por cierto, hemos creado un fondo para apoyar a artistas suecos y de otros lugares en situaciones de desamparo. Si quieren, tal vez podrían dar nuestros datos por si alguien desea realizar alguna aportación...

Diásporas. Curioso, ¿se han convertido ustedes ahora en los arietes de la lucha por las libertades artísticas?
Henrik Rönnquist. Exacto. Esa es nuestra intención. Defender la libertad de expresión...


















El pasado día 1 de enero, Park (en la imagen superior) informó a través de su perfil de Facebook que había sido víctima de una agresión violenta en Copenhague. El artista atribuyó el ataque a antifascistas y dejó dicho lo siguiente: “El Año Nuevo comenzó bien. Fui atacado por seis antifascistas enmascarados en Jagtvei, Norrebro, en Copenhague. Aparentemente, no a todo el mundo le gusta mi arte en Dinamarca”.

© Diásporas / Público 2015

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios :

Publica un comentario

Danos tu opinión.


Subir