Slider[Style1]

LO MÁS LEÍDO DE LA SEMANA

+

+
+DISTOPÍAS

Distopías

+
+BRAND NEW SPAIN: ENTREVISTAS
+CIBERCRÓNICAS
+ISLAMOFOBIA

Islamofobia

+EXILIADOS
+MINORÍAS

Minorías

+XENOFOBIA

Xenofobia

+TOP 10
+CULTURAS

Culturas

+OPINIÓN
+ACTIVISMO

Activismo

+MIGRACIONES Y FRONTERAS

Migración y fronteras

+LA CAVERNA

La caverna

El caso de la muerte del joven negro Michael Brown a manos de un policía estadounidense en la ciudad de Ferguson (Misuri) desencadenó el pasado mes de agosto numerosas protestas raciales. Desde entonces, otras tantas manifestaciones de indignación popular han recorrido el país, mientras se exculpaba a los agentes Darren Wilson y Daniel Pantaleo. ¿Cómo es posible que uno de los países que más ha trabajado por la igualdad racial sea tan frecuentemente el escenario de estos conflictos? ¿Cómo y cúando se formó el concepto de la raza blanca?

Opinión / Análisis | Por Daniel Buzón | Diásporas / Público
Recientemente, el alcalde neoyorquino Bill De Blasio ha sufrido los desplantes y la huelga de brazos caídos del cuerpo de policía de Nueva York, entre otras razones, por admitir que jóvenes como su hijo (de color) podían estar expuestos a la arbitrariedad policial, justo antes del asesinato de dos agentes, tiroteados por un joven negro.

Toda esta conflictividad sorprende, si pensamos que Estados Unidos trabaja desde hace mucho (1862; 1964) en pro de la igualdad entre razas. Sin embargo, en un país en que la clasificación de sus ciudadanos por pertenencia racial resulta asfixiante, no parece fuera de lugar un breve análisis de la llamada identidad racial.

La invención de la raza blanca: 1681
El concepto de raza se ha gestado poco a poco desde la Edad Moderna. Se tomaba a mala parte, referido a “moros” y “judíos” (Covarrubias), en relación con la religión. El vocablo "raza" no definía en las lenguas europeas a la propia comunidad o país. "Raza" y "raza española" se encuentran ausentes de la entera Recopilación de las leyes de Indias (1680). Existió el racismo entre el XV y el XVIII, pero sin los resortes estructurales que eclosionaron en el XIX.

La introducción del concepto de "blanco" como distintivo de los occidentales de piel clara parece que se remonta a 1681. A causa de varios conflictos con las tribus indígenas (la revuelta de Bacon, 1676), Virginia, la colonia inglesa, trazó una línea legislativa entre los europeos y los indios y negros, utilizando por primera vez el término white referido a su comunidad, tal como expone Jacqueline Battalora en su libro Birth of a White Nation (2013).

Durante la segunda mitad del XVII se aprueban además leyes anti-miscegenation (contra el matrimonio interracial) que debían tener una larga historia hasta el caso Loving contra Virginia en 1967. A pesar de todas las leyendas negras –añado yo-, en la América española, desde la ley de Fernando II de Aragón, en 1514 (Recopilación de las Leyes de Indias, VI.1, ley 2), el matrimonio mixto no solo era legal sino deseable para la integración. Si bien en un régimen general de supeditación del indígena, se tomaba el mismo modelo racial que en los imperios macedónico y romano. Otras culturas europeas, como las germánicas, han procedido, en este aspecto, bárbaramente, aferrándose a su xenofobia tribal.

Ya en 1790, informa Battalora, el Congreso estadounidense promulga una ley (no revocada hasta 1952) por la que que solo los inmigrantes “blancos” libres podían acceder a la ciudadanía. Lo que aborda Battalora a lo largo de su libro es precisamente cómo la legislación da nacimiento a la identidad racial blanca.

La negación conceptual de la mezcla de razas: 1924
Existe además otro hito legislativo que perpetuó la segregación racial, la cual se mantiene en convivencia con una supuesta equiparación de derechos. A finales del XIX corrían tiempos de mistificación positivista, que daban a la colonización de África una base científica. La división categórica de razas, cada una con sus características fenotípicas, era el ideal de tipos de la laya de Cecil Rhodes. En Estados Unidos cobró fuerza la norma popular de la única gota, one-drop rule, según la cual el sujeto con algún ancestro negro era considerado negro o, eufemísticamente, “de color”, al margen de su aspecto. Uno de los miembros del club anglosajón de América, Walter Plecker, primer oficial del Registro Civil en Virginia, se empeñó en clasificar a los ciudadanos en dos tipos básicos, blancos y negros, incluyendo a los indios en este último. Aplicó la one-drop rule de acuerdo con el Acta de Integridad Racial (1924, Virginia) y reclasificó como negros a un buen número de personas que se consideraban blancas. Es más (de acuerdo con el Acta de Esterilización, del mismo año), abogó por esterilizar a negras e indias, sin conocimiento de estas, en competencia con el Tercer Reich. En 1935, alababa Plecker a Walter Gross, jefe del Departamento alemán de política racial, la esterilización de los llamados bastardos de Renania.

El movimiento no se circunscribió solo a Virginia. En 1930, la Oficina del Censo de los Estados Unidos eliminó la categoría “mulato” de su registro. A la vista de lo dicho, es evidente que el problema del racismo en Estados Unidos no debería plantearse en términos del simple rechazo de la discriminación. Se impone tener en cuenta, por tanto, los tres pilares normativos a que me he referido: creación legal de la raza blanca en 1681, leyes anti-miscegenation del XVII-XX y el one-drop-rule de 1924.

No es casualidad que el censo no incluya más que un 2,4 por ciento de población que se reconozca como mestiza (categoría encuadrada en el vago y disuasorio epígrafe de "dos o más razas"), frente a la gran mayoría que dice pertenecer a otras categorías puras como negro, blanco o indio americano; sin que se haya recuperado todavía el concepto unitario de mulato, o alguno equivalente, por fuerza necesario en un país con dos grandes bloques raciales, blanco y negro."

Si bien figuras como Bill de Blasio, casado con una afro-estadounidense, traen aire fresco, el mismo Obama, que, como mulato de primera generación, debería representar ya la culminación de la integración, sigue siendo considerado como el primer presidente completamente negro de la historia del país. El horror, incivilizado, a la mezcla de razas (y la creencia en ellas, de modo categórico) sigue siendo una pieza clave del problema.

* Daniel Buzón es licenciado en filología clásica e investigador de Historia del Derecho Medieval.

© Diásporas / Público 2015

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

11 comentarios :

  1. Es que los americanos de los EE UU de américa del norte, son así de cuadrados y limitados para expresarse. Lo que no es blanco es negro, y al revés. Lo que no está prohibido, se puede hacer todos los días y así hasta el infinito.

    Salud y República.

    ResponderEliminar
  2. pos alguien deberia decirle a los gringofacistas que tienen un presidente mas negro que los huevos de un borrico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, "mulato", de madre blanca y padre negro. Y en eso, por mucho que los queramos tildar de racistas, nos llevan bastante ventaja, aunque nos duela. ¿Cuándo estaremos preparados por aquí para tener un presidente gitano, o hijo de inmigrante africano, por ejemplo?

      Eliminar
  3. Si, su obsesión es insana, tienes que rellenar infinidad de "aplicaciones" en las que aparece siempre el grupo racial, yo al principio "aplicaba" en hispano. Mal, como español tienes que "aplicar" en caucásico... Que manada webs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no. Que no te enteras. En Estados Unidos todos los que hablamos español somos "hispanos". Y esto es así, tanto si nos gusta como si no. Los caucásicos son todos los demás europeos.

      Eliminar
  4. Cuando dices "todo lo que no es blanco es negro" demuestras que no sabes como funcionan las cosas en EEUU. Es cierto que estan obsesionados con la clasificacion, pero por ejemplo a un español no se lo clasifica como blanco. Los blancos en EEUU son solo los sajones y germanos, y el resto no somos clasificados todos como negros.

    ResponderEliminar
  5. No sé qué interpretación han hecho algunos para decir que el autor de la info no se entera de lo que pasa en Estados Unidos. O mejor dicho, no sé qué artículo han leído. Lo que viene a decir es que toda esa concepción torcida de la cuestión racial viene ya consagrada por las propias leyes. Respecto al que dice que a un español no se le considera blanco, eso depende de la ignorancia del gringo en cuestión. Por ponerte un ejemplo, algunas web diferencian entre "spanish" and "hispanic". Los británicos hablan también de "spaniards". Obviamente, los españoles son blancos caucásicos meditarráneos, si es que tanto os obsesiona el tema racial (se ve que os ha contagiado toda la mierda esta gringa). Ahora bien, contra la ignorancia no se puede luchar. Y todos sabemos la cantidad de imbéciles que hay en Estados Unidos. La mayor imbecilidades es convertir a los hispanos en una raza. ¿Qué es un hispano? ¿Un mapuche chileno? ¿Un uruguayo de origen italiano con un toque de charrúa? ¿Un mexicano de origen anglosajón? ¿Un brasileño de origen germánico? A ver, lo que digan o hagan los yanquis nos preocupa bastante poco a los españoles, considerando que es un pueblo de ignorantes. En fin...

    ResponderEliminar
  6. "Obviamente, los españoles son caucásicos mediterráneos" demuestra otra vez que no sabes de lo que estás hablando. Una cosa es ser caucásico por ser del Cáucaso, y otra cosa es ser caucásico. Para que te enteres, "hispanic" no es blanco, y cuando dicen "spanish" quieren decir "hispanic". Además, qué es ser español? la mayoría de los andaluces son descendientes de moros. En fin, que es cierto que los estadounidenses están obsesionados con las razas, pero los españoles mucho más. Si no, porqué a los españoles en EEUU les molesta que les llamen "hispanic"? Cuidado! que yo no soy sudaca! no? Además, si con obsesión por las razas queremos implicar racismo, nadie es más racista que los europeos.

    ResponderEliminar
  7. Pues ni lo uno ni lo otro.
    En EstadosUnidos la clasificación étnica es compleja y no es tan básica como lo de "si no eres blanco, eres negro".
    Siempre me ha parecido una tontería lo de clasificación étnica, pero... otras cosas también me lo parecían cuando estaba allí.
    No recuerdo muy bien las clasificaciones, pero hay blanco/caucásico, africano-americano, nativo americano, islander (creo que referido a ciudadanos americanos de Hawai y otras islas del Pacífico), asian, y algunas otras más.
    Hispanic, Spanish o Latino se refieren más bien a la lengua que hablas o a tu origen nacional, indiferentemente de que seas argentino de origen alemán y rubio con ojos azules o una mujer negra de la costa colombiana. Un mestizo paraguayo puede poner en su registro "native american" y nadie le dirá nada.
    Ni que decir tiene que la mayoría de españoles que conocí se habían registrado como "Hispanic/Latino", para sorpresa de muchos administrativos estadounidenses, que los veian como "caucasian". Y la mayoría de vascos, cántabros, asturianos y gallegos que conocí no habían puesto "mediterranean", porque no se veían incluídos en ese epíteto (como es lógico).
    Yo no puse nada (me parecía una tontería) y me inscribieron directamente como "Caucasian", y no soy rubio ni tengo ojos azules, aunque no tengo la piel morena ni rasgos "latinos". Supongo que paso por español, francés, alemán, escocés, belga, italiano , rumano, checo o húngaro.
    Europeo, en cualquier caso.
    Tengo un amigo negro que figura como "native american".
    Y tan pancho.
    Y mi cuñado, que es indio (de la India) al final ha puesto "caucasian" ,porque pone "asian" y no le ven asiático. Él dice que lo es, pero como es blanco y de rasgos "arios", a pesar de tener la piel morena y los ojos y el pelo oscuro... pues "caucasian".
    Igual que los árabes, por ejemplo.
    En fin, sigo sin comprender qué cambiaría si en los documentos oficiales se eliminase toda referencia a la etnicidad.
    Supongo que nada.
    No sé si lo mantienen por racismo, o por qué.
    En los documentos europeos cuando se pide expresar el sexo (varón/mujer) ¿es por sexismo, o por facilitar la identificación?
    No lo sé.
    Ahí queda la pregunta.

    ResponderEliminar

Danos tu opinión.


Subir