Slider[Style1]

LO MÁS LEÍDO DE LA SEMANA

+

+
+DISTOPÍAS

Distopías

+
+BRAND NEW SPAIN: ENTREVISTAS
+CIBERCRÓNICAS
+ISLAMOFOBIA

Islamofobia

+EXILIADOS
+MINORÍAS

Minorías

+XENOFOBIA

Xenofobia

+TOP 10
+CULTURAS

Culturas

+OPINIÓN
+ACTIVISMO

Activismo

+MIGRACIONES Y FRONTERAS

Migración y fronteras

+LA CAVERNA

La caverna

Españoles, irlandeses y portugueses son, en ese mismo orden, los ciudadanos europeos que con mejores ojos ven a los migrantes, de acuerdo al informe 2015 del “índice de progreso social”. Paradójicamente, los países menos hostiles con los trabajadores extranjeros son también los más castigados por la crisis financiera. Se da también la curiosa circunstancia de que todos ellos forman parte de los llamados PIIGS, o “cerdos”, acrónimo con el que la prensa conservadora anglosajona acostumbra a designar de forma despectiva a Irlanda y los estados mediterráneos (Portugal, Italia, Grecia y España). Por el contrario, los europeos más hostiles con la inmigración proceden de los países de Europa del Este que más trabajadores exportan.







Fotografía. © Diásporas | Ferran Barber | Inmigrantes afganos en Dinamarca. 

Barcelona | Ferran Barber | Diásporas / Público 
El informe sobre el Índice de Progreso Social sitúa a España como el segundo país del planeta que mejor trato dispensa a los homosexuales. Los ciudadanos europeos más tolerantes con las minorías religiosas son los portugueses. Otro miembro destacado del selecto club de los PIIGS o “cerdos”, Irlanda, encabeza la clasificación de estados con las redes sociales más seguras. Tanto Irlanda como España y Portugal tienen algo en común, además de formar parte del bloque de países más modestos de la UE: todos ellos han sido tradicionalmente exportadores netos de mano de obra.

Este hecho podría explicar en parte el porqué, en contra de la lógica, los países más castigados por la crisis no han utilizado a los extranjeros como chivo expiatorio. Sin embargo, se da también la circunstancia de que esa misma encuesta menciona a Estonia, Lituania, Bulgaria, Letonia y Rumanía como los países más hostiles con los extranjeros. Es decir, paradójicamente, los mayores proveedores de trabajadores foráneos son también los más hostiles con la inmigración. Todos ellos forman parte del entorno geopolítico de la Europa del Este.

                                           ANUNCIOS PUBLICITARIOS


La tolerancia hacia la inmigración se midió a partir de una encuesta mundial de Gallup y es uno de los indicadores utilizados por los creadores del índice para evaluar la capacidad que tienen los países de satisfacer las necesidades no económicas de sus ciudadanos. El estudio ha sido elaborado por un equipo interdisciplinar de catedráticos y expertos de todo el mundo. De acuerdo a los baremos utilizados, 100 sería la máxima puntuación y 0, la mínima.


Otras encuestas llevadas a cabo en España desde que comenzó la crisis sugieren que la percepción que los ciudadanos tienen sobre los inmigrantes es más negativa ahora que hace diez años, pero a pesar de ello, los españoles siguen siendo los europeos que más hospitalarios con los extranjeros. Prueba de ello es el hecho de que aquí no haya surgido ningún partido populista, del estilo del británico UKIP, sostenido sobre la demagogia y el odio al extranjero. Ninguna organización islamofóbica del estilo de PEGIDA ha logrado gozar de predicamento, pese a que es uno de los estados europeos con mayor porcentaje de población musulmana. 

Dentro del rango de puntuación del índice, España, Irlanda y Portugal han obtenido 86, 86 y 85 puntos, respectivamente. En el conjunto del territorio europeo, les siguen en la clasificación de países más tolerantes Luxemburgo, Noruega, Dinamarca y el Reino Unido. 

Dentro de la clasificación mundial, España, Irlanda y Portugal ocupan el sexto, el séptimo y el octavo puesto, respectivamente. Los diez primeros lugares del ranking global incluyen a dos países africanos, Mali y Costa de Marfil, en el quinto y el noveno lugar. Emiratos Árabes Unidos, Australia, Canadá y Nueva Zelanda ocupan, en ese mismo orden, los cuatro primeros lugares del ranking. El país latino más tolerante con los inmigrantes es Uruguay, en el undécimo lugar a escala planetaria. Este país, gobernado por la coalición de izquierdas Frente Amplio, ha pasado a situarse durante la última década en los primeros puestos de varias encuestas mundiales sobre derechos sociales. El pasado año, Uruguay fue incluido por la Confederación Sindical Internacional, junto a Dinamarca, Noruega y Alemania, a la cabeza de los países más respetuosos con los derechos de sus trabajadores. 

El índice de progreso social cita a Timor, Gambia, Papúa, Omán y Guinea Bissau como los países más hostiles con los inmigrantes. En todo caso, esta clasificación se basa en las percepciones subjetivas que los entrevistados tienen acerca de la situación de los inmigrantes. Por poner un ejemplo, Australia aparece en ella como uno de los mejores destinos para los trabajadores extranjeros pese a que posee una de las leyes más duras del mundo con los foráneos en situación irregular. La llamada Acta de Reforma de la Migración de 1992 contempla incluso la detención de las personas que no puedan acreditar un visado. Gracias a esta herramienta legal, han sido arrestados 2.000 niños demandantes de asilo del sureste de Asia y Oriente Medio. 

© Diásporas / Público 2015

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

2 comentarios :

  1. Para eso nos ha servido la tolerancia, para empobrecernos más. Más tontos y no nacemos.

    Políticas de inmigración mucho más duras y sensatas es lo que necesitamos, en línea con los paises más avanzados y modernos.

    Nuestra política de inmigración es tercermundista, muy en la línea del Vaticano de prohibir preservativos en Africa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si somos tan tontos por aqui, por que no te vas a un pais que no admite inmigracion?

      Eliminar

Danos tu opinión.


Subir