Slider[Style1]

LO MÁS LEÍDO DE LA SEMANA

+

+
+DISTOPÍAS

Distopías

+
+BRAND NEW SPAIN: ENTREVISTAS
+CIBERCRÓNICAS
+ISLAMOFOBIA

Islamofobia

+EXILIADOS
+MINORÍAS

Minorías

+XENOFOBIA

Xenofobia

+TOP 10
+CULTURAS

Culturas

+OPINIÓN
+ACTIVISMO

Activismo

+MIGRACIONES Y FRONTERAS

Migración y fronteras

+LA CAVERNA

La caverna

Era simplemente inevitable. Junto a la migración, llegaron las crónicas de los expatriados. Ésta es audiovisual, y narra en clave de documental cómo viven hacinados un puñado de españoles en un inmueble de Bristol (Inglaterra). Alejandra, de 25 años, tomó inicialmente posesión de un sofá. Sara, arquitecta italiana de 25, ha hecho su primer proyecto de diseño de espacios interiores en la casa. Otger, ingeniero catalán, vive segregado del resto de sus compañeros españoles. En total, son veinte.




Madrid | Diásporas / Público
El cortometraje de 16 minutos de duración ha sido concebido y producido por el gallego Jacobo García y el extremeño Carlos Blanco. Está inspirado en situaciones reales, pero es un 'fake”, un falso documental hecho con los “amiguetes” para poner algo de cachondeo y desdramatizar un poco las experiencias de la migración. “Cualquier espacio de esta casa es un buen sitio para dormir”, asegura Alejandra en la película.

Según explica Carlos, el documental es la primera parte de una trilogía que pretende retratar con sorna las experiencias a la que con frecuencia se enfrentan los expatriados. Carlos es licenciado en Ciencias Audiovisuales y trabaja de limpiador en un gimnasio. Jacobo estudió Publicidad y trabaja como camarero en una agencia de catering. Ambos consiguen de momento pagar las facturas y ambos han vivido situaciones como las que narran en el corto. En la casa que aparece en la película viven ahora dos personas: el propio Carlos y Jacobo. No obstante, el inmueble ha sido tradicionalmente lugar de acogida de otros españoles recién aterrizados en la ciudad británica de Bristol. Hasta siete llegaron a vivir hacinados en algún momento.

Lo normal -dice Carlos- es que la gente se albergue en hostales, hasta que encuentra algo, pero la verdad es que no hay muchos y la mayoría suelen estar llenos, así que se impone la solidaridad y el amigueo. A nosotros, nunca nos ha importado ceder la casa a compatriotas durante el tiempo necesario”.

La intención de los productores es dedicar la segunda entrega al tipo de trabajo que los migrantes realizan. La tercera tratará de abordar, también en clave de humor, la perspectiva inglesa de la migración. Tanto la historia personal de Jacobo como la de Carlos, son de manual. Este último terminó sus estudios hace tres años y cansado de buscar un empleo remunerado, abandonó el país. “Me fui con tres mil euros y me costó cuatro meses dar con mi primer empleo, pero ahora vivo mejor que muchos de los que se han quedado atrás, padeciendo la crisis”, concluye.



© Diásporas / Público 2015

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

2 comentarios :

  1. Enorme, deberían emitirlo en esa mierda de Telecirco tiene mas vida e interés que toda la mierda que emiten con esa gentuza de plastico

    ResponderEliminar

Danos tu opinión.


Subir